Fundado en 1910

20 de mayo de 2024

Ursula Von der Leyen en Kiev

Ursula Von der Leyen en Kiev@vonderleyen

Macron anima una maniobra para sustituir a Von der Leyen por Draghi al frente de la Comisión Europea

Cada vez con más fuerza surgen voces dentro del propio Partido Popular Europeo que no ven con buenos ojos que la actual presidenta de la Comisión Europea repita en el cargo

El próximo 23 de mayo Bruselas vivirá uno de los momentos álgidos de la próxima campaña electoral para las europeas con un debate entre los candidatos a la presidencia de la Comisión Europea y en el que se verán las caras el candidato socialista luxemburgués, Nicolas Schmit, y la candidata del Partido Popular Europeo, Ursula Von der Leyen.
Sin embargo, cada vez con más fuerza, surgen voces dentro del propio Partido Popular Europeo que no ven con buenos ojos que la actual presidenta de la Comisión Europea repita en el cargo una legislatura más.

Presión de los países mediterráneos

Según el canal de televisión Bloomberg, el mismísimo presidente de Francia, Emmanuel Macron, el mismo que abogó por Von der Leyen hace cinco años, maniobra ahora para buscar una candidatura alternativa. Y en su mente se encuentra el que fuera primer ministro italiano y presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi.
Por ello, mantiene conversaciones discretas con otros líderes europeos pero que poco a poco van saliendo a la luz. No en vano, la prensa italiana asegura que el francés ya cuenta con el apoyo incondicional de la primera ministra de Italia, Giorgia Meloni. Y también el primer ministro de Hungría, Viktor Orbán. «No lo sé, pero me gusta, lo respeto. Es una buena persona», respondió el húngaro hace unos días al ser preguntado por la posibilidad de que sea el italiano quien se haga con la presidencia de la Comisión.
En Italia, cuna de Mario Draghi, donde ocupó el cargo de primer ministro después de haber pasado por la presidencia del Banco Central Europeo, ven, si cabe, con mejores ojos la posibilidad de que sea el próximo jefe del Ejecutivo europeo.
«La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, es políticamente un caballo cojo», afirmó la senadora y antigua eurodiputada del partido Forza Italia, Licia Ronzulli, en un mitin de la precampaña electoral de las europeas el pasado domingo. «Aspiramos firmemente a un resultado que nos dé una mayoría de centroderecha, incluidos populistas, liberales y conservadores. Y, quizás, un presidente de la Comisión más atento a la zona mediterránea», afirmó la exeuroparlamentaria.
Tampoco los conservadores franceses pertenecientes a Los Republicanos, que apoyan puntualmente a Macron en el Gobierno francés, ven con buenos ojos la candidatura de Von der Leyen. «Durante demasiado tiempo, la Unión se ha distanciado de los pueblos de Europa y ha alimentado su desconfianza construyendo muros en reflejos tecnocráticos. No podemos resignarnos a esta crisis de confianza», aseguró el presidente de este partido político, Eric Ciotti, «Para afrontar los retos del futuro, Europa necesita claridad. Europa necesita cambios profundos y una renovación en la cúpula de la Comisión Europea. La presidenta saliente de la Comisión no puede ser esta candidata porque encarna precisamente esta deriva tecnocrática».
Porque, aunque Von der Leyen es la candidata oficial del Partido Popular Europeo, que aspira a ganar las próximas elecciones que tendrán lugar entre el 6 y el 9 de junio, la alemana todavía no tiene todas las de ganar, puesto que tiene que ser elegida con la mayoría absoluta de la cámara de Bruselas, es decir, con la mitad más uno de los votos y esto requiere acuerdos entre los grupos parlamentarios, de manera que todo apunta a que, aunque el PPE gane la convocatoria electoral, necesitará el respaldo también de otros grupos como Renew Europe, donde se aglutinan los liberales, o el Grupo de los Conservadores y Reformistas (ECR), donde está Vox.
Comentarios
tracking