Fundado en 1910

16 de junio de 2024

El exabogado y mano derecha del expresidente de Estados Unido Donald Trump, Michael Cohen

El exabogado y mano derecha del expresidente de Estados Unido Donald Trump, Michael CohenGetty Images via AFP

Michael Cohen, antiguo abogado del expresidente, reconoce haber robado 30.000 dólares a la Organización Trump

El juicio contra el expresidente de Estados Unidos por alterar registros contables para pagar a una exactriz porno entra en su última fase, con los alegatos finales previstos para la semana que viene

El exabogado y mano derecha del expresidente de Estados Unidos Donald Trump, Michael Cohen, ha reconocido, este lunes, en el juicio penal contra el exmandatario que robó 30.000 dólares a la Organización Trump. Cohen declaró que se sintió mal pagado por sus servicios y decidió tomarse la justicia por su mano.

«Me enfade por la reducción de mi bono, así que sentí que era casi como una autoayuda», se justificó desde el estrado, en unas declaraciones que podrían contribuir a minar su credibilidad como testigo principal de la fiscalía.

Presionado por el abogado Todd Blanche, Cohen ha admitido que se hizo con dinero que debía ser parte de un reembolso de 50.000 dólares a una compañía tecnológica. Cohen admitió que le dio a la compañía solo 20.000 dólares.

«Así que usted le robó a la Organización Trump», insistió Blanche. «Sí, señor», respondió Cohen, añadiendo que nunca devolvió ese dinero. El exabogado nunca ha sido acusado penalmente de robarle a la compañía.

El juicio a Trump por alterar registros contables para pagar a una exactriz porno entra en su última fase, con los alegatos finales previstos para la semana que viene y la expectativa de un veredicto histórico de considerable impacto político.

Los 12 miembros del jurado deben evaluar si, más allá de toda duda razonable, Trump es culpable de la falsificación de 34 documentos contables para disfrazar como gastos legales el pago de 130.000 dólares a la exactriz de cine porno Stormy Daniels en la recta final de las elecciones de 2016 que ganó frente a Hillary Clinton.

Un veredicto de culpabilidad requiere de la unanimidad del jurado. Si fuera ese el caso, el juez deberá fijar posteriormente la pena, que podría ser de cárcel. Una condena penal sería un hecho histórico en Estados Unidos y un terremoto político en plena campaña presidencial de cara a las elecciones de noviembre.

Además del caso de Nueva York, Trump ha sido acusado en Washington y Georgia de intentar revertir los resultados de la elección de 2020 y de llevarse documentos clasificados al dejar la Casa Blanca en 2021, aunque este juicio ha sido pospuesto indefinidamente.

Comentarios
tracking