30 de noviembre de 2022

Andrés Manuel López Obrador en su rueda de prensa mañanera en la residencia de Los Pinos

Andrés Manuel López Obrador, en su rueda de prensa matutina, en la residencia de Los PinosEfe

El Debate en América

El camino a la hegemonía y sucesión de López Obrador en Morena

El pistoletazo de salida en la carrera para heredar la posición de AMLO en 2024 es un hecho

Los cuadros de Morena se reunieron en Toluca so pretexto de inaugurar la campaña electoral para la gubernatura del Estado de México (Edomex).
Los gobiernos de Edomex y el fronterizo Coahuila –ambos en manos del otrora hegemónico PRI– están en juego en junio de 2023. Los comicios servirán de termómetro político y último obstáculo para la Cuarta Transformación antes de la elección de 2024.
En realidad fue el pistoletazo de salida en la carrera para suceder a AMLO en 2024. Estuvieron presentes su protegida y jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum y el secretario de relaciones exteriores, Marcelo Ebrard –un progresista incómodo en ese movimiento inconcreto que es Morena– así como el secretario de gobernación (ministro del interior) Adán Augusto López, tabasqueño como AMLO, que recientemente ha ganado enteros como ejecutor del presidente.

Avance territorial

El 4 de junio, Morena ganó cuatro gubernaturas adicionales de las 6 que estaban en juego, consolidando el avance territorial del movimiento. A saber, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y el fronterizo Tamaulipas, el cual alberga 19/50 de las aduanas del país –problemáticas cuanto menos–.
De hecho, el actual jefe nacional de aduanas, Horacio Duarte, se perfila como candidato de Morena para la gubernatura del Edomex en 2023.
Morena controlaría 21 entidades federales. Como referencia, el PRI del 2000, año en el que el PAN de Vicente Fox consiguiera desbancarlo por primera vez y llegar a la presidencia, controlaba 19 estados.
Comentarios

Más de El Debate en América

tracking