18 de agosto de 2022

Techo solar de tipo panorámico sin apertura

Techo solar de tipo panorámico sin apertura

Motor y conductor

Este es el principal punto débil de los techos solares y del que nadie te habla

El techo solar está entre los cuatro elementos de equipamiento más solicitados por los compradores de coches nuevos

El techo solar es uno de los elementos de equipamiento más solicitado en los coches nuevos. Más allá de la seguridad o del confort, se trata de un elemento que acentúa el aspecto más lúdico del automóvil, algo así como la guinda en un pastel.
A lo largo de los años se ha mantenido como uno de los extras de equipamiento más solicitados. Durante décadas ha estado entre los cuatro elementos de equipamiento más solicitado por los compradores. Pero hay una serie de cosas que conviene saber sobre el mismo.

Techo con placas solares

Para empezar hay varios tipos de techo solar, no es lo mismo un techo solar convencional que un techo panorámico o incluso un techo fotovoltaico.

Tipos techo

  • Techo solar
    ​Es el techo de toda la vida, está colocado sobre las plazas delanteras y puede abrirse parcialmente así como levantarse en cristal en vertical para que se renueve el aire interior con facilidad y rapidez.
  • Techo panorámico
    ​Nacieron en la primera década de este siglo. Se trata de grandes superficies acristaladas que hacen las veces de techo del coche. Sin duda su efecto es espectacular, aunque tienen tantas ventajas como inconvenientes. En este caso pueden ser abribles o no. Los abribles son los que se deslizan parcialmente para dejar el habitáculo al descubierto.
  • Techo fotovoltaico
    ​Se trata de techos solares en los que la cobertura hace las veces de placa solar, lo que nos permite almacenar electricidad para su uso en determinados órganos del coche o para recargar la batería en caso de que sea eléctrica.
  • Techo traslúcido
    ​Se trata de un nuevo tipo de techos panorámicos que cuentan con un cristal con una capa traslucida que deja pasar más o menos luz en función de la situación. De esta forma se oscurece si detecta que hay mucha claridad y al contrario. Además permiten oscurecerse por completo o aclararse a gusto del conductor.
Este tipo de techos tradicionales han evolucionado hasta los actuales panorámicos

Este tipo de techos solares tradicionales han evolucionado hasta los actuales panorámicos

Las ventajas saltan a la vista, por un lado estéticamente son espectaculares, sobre todo en el caso de los panorámicos. Por otro y salvando las distancias es como disponer de un coche descapotable. Además incluso cuando está cerrado la luminosidad que aporta al interior lo hace muy recomendable.

¿Merece pagar por ellos?

En la lista de inconvenientes merece la pena saber que en ningún caso son baratos, un techo solar sencillo parte de los 500 euros y puede llegar hasta los 2.000 en caso de los panorámicos más caros.
También han sido criticados por afectar negativamente al comportamiento del coche. Lógicamente esa abertura en el techo genera que la estructura del coche sea menos rígida. Actualmente esto tiene poco fundamento. Por un lado en este tipo de coches la estructura se suele reforzar para que no ocurra y por otro con el tipo de conducción que practicamos hoy en día resulta inapreciable.
Techo panorámico con placas solares

Techo panorámico con placas solares

Es cierto que hace años podía haber problemas de filtraciones de agua cuando llueve o en los túneles de lavado, pero a día de hoy no recordamos un solo coche que dé problemas por esta circunstancia.

Gastan más

En cuanto al consumo sí es cierto que puede verse afectado, si circulamos con el techo abierto podemos llegar a gastar hasta un 10 % más por la mala aerodinámica que genera.
Pero más allá de todo eso, su principal inconveniente tiene que ver la temperatura y la climatización.
Es cierto que los techo solares de hoy en día van muy protegidos contra el sol. Pero aún así es realmente complicado evitar que nos achicharremos cuando hace calor y el sol nos pega directamente.

Trasmiten mucho calor

Las marcas trabajan con cristales con un extra de plomo en su composición para que absorba las radiaciones solares, pero ni aún asi logra neutralizarlo. La única solución es que cuente con una cortinilla de tela extensible, como tienen la mayoría de ellos, que aísle el habitáculo. Además se crea una cámara de aire entre el propio cristal y la cortinilla que aísla aún más el interior. Pero ni siquiera en este caso se soluciona por completo el problema, simplemente se mitiga.
Este problema es especialmente importante en el caso de los panorámicos, pues en este caso la superficie acristalada es tan grande que no hay forma de bloquear la acción del sol.

Cuidado con el seguro

Techo panorámico roto por pedrisco

Techo panorámico roto por pedrisco

Cuidado en el caso de los panorámicos porque tenemos constancia de seguros que no cubren los techos de este tipo salvo que lo indiquemos al contratarlo. Sí cubren los techos solares, pero no los panorámicos.
Es por ello que te aconsejamos valorar mucho el hecho de pedir un techo solar en tu coche, especialmente si vives en zonas calurosas.
En ningún caso te recomendamos que pongas en techo solar en un coche que no lo tiene de fábrica, transformación que ofrecen en algunos talleres y que es un foco de problemas.
Comentarios
tracking