12 de agosto de 2022

El dispositivo reconoce el límite de velocidad de cada tramo de carretera

El dispositivo reconoce el límite de velocidad de cada tramo de carretera

Motor y seguridad

Así funciona el limitador de velocidad, el sistema obligatorio en los coches que bloquea el acelerador

Forma parte de las ayudas a la conducción ADAS que han entrado en funcionamiento recientemente

La Unión Europea sigue con su cruzada particular contra los accidentes en carretera. Dentro del plan de erradicación de los fallecidos en carretera antes de 2050 ha puesto en marcha la campaña de ADAS, sistemas de ayudas a la conducción que llevan a los automóviles por el camino de la conducción autónoma.
En este caso julio era la fecha marcada en rojo por la Comisión Europea para obligar los fabricantes a que todos los coches que quisieran ser homologados debían contar con los ocho sistemas ADAS de seguridad más importantes en la actualidad.

Lista ADAS

  • Control de crucero adaptativo
  • ​Sistema de detección de peatones
  • Aviso de colisión
  • Freno de emergencia
  • Aviso de salida del carril
  • Aviso de ángulo muerto
Por el momento las ADAS no son obligatorios para todos los coches nuevos que salgan de un concesionario hasta 2024, dos años de moratoria. A día de hoy son obligatorias para todos los coches qe sean homologados.

Cómo funciona ISA

Una de las más difíciles de explicar y entender es el limitador de velocidad. Se trata de un sistema denominado ISA (control de velocidad inteligente) que trabaja en colaboración con el control de velocidad adaptativo y el lector de señales.
El control de crucero, conocido popularmente como cruise control, es un dispositivo que nació en USA en los años 80 por lo tedioso que resultaba conducir por sus interminables carreteras. De esta forma marcaban la velocidad, que se mantenía constante y se limitaban a girar el volante.
El control de crucero adaptativo ISA interviene sobre el acelerador

El control de crucero adaptativo ISA interviene sobre el acelerador

Ese sistema evolucionó hasta convertirse en adaptativo, que ofrece una función adicional como es mantener la distancia con el vehículo que nos precede, para lo cual llega a frenar y acelerar de manera autónoma. Incluso llega a pararse y volver a arrancar.
Pues bien, este sistema se combina además con el mantenimiento del carril, lo que nos permitiría ya hablar casi por completo de conducción autónoma, si no fuera porque está prohibido soltar el volante y desentendernos de la conducción.

Limitador de velocidad

La limitación de velocidad es una función más del automatismo. En este caso lo que hace es servirse del sistema de reconocimiento de señales y del GPS para saber el límite de la carretera por la que circulamos para impedirnos superarlo. Sí, como lo oyes, interviniendo eso sí, sobre el acelerador del coche, nunca sobre el freno.
Se aplica en tres fases:

Fases actuación ISA

  • Si detecta que nos acercamos al límite de velocidad emite señal luminosa y sonora
  • Si seguimos acelerando endurece el pedal derecho para que lo notemos al pisar con el pie
  • En caso de insistir interviene sobre la centralita y reduce la velocidad, dejando de acelerar, no frenando
Afortunadamente disponemos de un botón para desconectarlo, aunque también lo podemos desconectar pisando a fondo el acelerador, dejando entonces de actuar. Esta última solución sirve para acallar las críticas que ponían sobre la mesa el peligro de que deje de acelerar en pleno adelantamiento.
Comentarios
tracking