06 de diciembre de 2022

Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior, Junto a Pere Navarro, director general DGT

Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior, Junto a Pere Navarro, director general DGTMiguel J. Berrocal

Seguridad vial

Nada de olas de calor, estas son las verdaderas causas del aumento de mortalidad en carretera

Los datos de siniestralidad y fallecidos en carretera no dan respiros. En los meses de julio y agosto se han registrado 225 decesos, 10 más que en 2019

Hasta 3,4 fallecidos diarios durante los meses de julio y agosto en España dan fe de que la seguridad vial va por mal camino. Hablamos de 225 decesos en un total de 221 accidentes mortales.
Una cifra que supone 10 fallecidos más que en 2019, último año de normalidad previo a la pandemia y que se toma como referencia válida en materia de siniestralidad.

Nada que ver con las olas de calor

Recientemente, Pere Navarro habló de las sucesivas «olas de calor» como responsables del incremento de la siniestralidad en carretera. Pero parece una razón poco ‘seria’ cuando estamos en un año muy especial por dos motivos; por un lado, se recuperan los datos de la movilidad previos a la pandemia y por otro estrenamos la Ley de Tráfico más restrictiva de la historia, que además cuenta con ‘capítulos’ tan sensibles como la eliminación del margen de 20 km/h de velocidad para adelantar en carreteras nacionales.
El incremento de la presión mediante multas no parece tener efecto real

El incremento de la presión mediante multas no parece tener efecto real

La única realidad es que nos encaminamos hacia 2030, año marcado en rojo por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en el que se debería reducir la mortalidad en carretera al 50 %, con una tendencia contraria y sin trabajar algunas de las verdaderas causas del incremento de la siniestralidad en carretera.

Envejecimiento del parque móvil

En 2021, por cada coche nuevo matriculado se vendieron en España 1,5 coches de más de 10 años. Unos datos que lejos de mejorar este año han empeorado aún más. El parque automovilístico español tiene una antigüedad media de 13,5 años, lo que lo sitúa entre los tres más envejecidos de Europa. La edad media del parque móvil europeo es de 11 años. Estamos solo por delante de Rumanía (16,5 años), República Checa (14,9 años) y por detrás de Turquía, Polonia…
El parque móvil español, entre los tres más viejos de Europa

El parque móvil español, entre los tres más viejos de EuropaEuropa Press

De hecho, el porcentaje de coches sin etiqueta medioambiental roza ya el 65 %. Si nos vamos hasta 2007, la edad media del parque móvil español era de solo 8 años.

Falta de mantenimiento de carreteras

De acuerdo con la Asociación Española de la Carretera (AEC) hasta 13.000 kilómetros de la red viaria nacional presentan serios problemas de más del 50 % del pavimento. Hablamos de baches, socavones, grietas… Una asociación que presupuesta en casi 10.000 millones de euros la factura de su puesta al día. De los cuales, un tercio deberían ser asumidos por el Gobierno, mientras que los dos tercios restantes dependen de las administraciones locales.
Un estudio del que también se desprende el mal estado de la señalización vertical, las marcas viales y las barreras quitamiedos. Todo ello tras analizar y recorrer más de 3.000 tramos de más de 100 kilómetros de la red viaria nacional.

Absentismo ITV

AECA ITV, la asociación del sector, denunció en julio que más del 40 % de los coches que debían haber pasado la ITV circulaban sin ella. Una cifra que no ha hecho más que crecer los últimos años y reclaman mayor control por parte de la administración.
Criticable o no, la ITV es la única prueba mecánica que se realiza a millones de coches al cabo del año para verificar si están en condiciones de circular o no.
En concreto, hay más de 4.170.000 millones de coches, 3.242.000 camiones y 1.532.000 motocicletas que no han pasado por sus instalaciones y deberían haberlo hecho. Un total de 8.950.000 automóviles que suponen un peligro para el resto de vehículos en la carretera.
El hecho de que la multa por no pasar la ITV sea de solo 200 euros, frente a los 500 que supone circular con la ITV suspensa, resulta un aliciente para que los conductores eviten presentar a sus vehículos al test si hay riesgo de que no lo aprueben.

Incremento de los desplazamientos

Por mera proporcionalidad, si ha habido un incremento de los desplazamientos superiores a los 50 kilómetros, es previsible un aumento de la siniestralidad. Aunque no tanto, si lo que pensamos es que la cifra absoluta debe decrecer anualmente hasta 2030. En cualquier caso, frente a los 2,2 millones más de desplazamientos registrados (un 2,4 % más), ha habido 10 víctimas más en carretera, lo que supone un aumento del 4,65 %).
Comentarios
tracking