09 de diciembre de 2022

Se mire por donde se mire, este detalle de un coche intimida

Se mire por donde se mire, este detalle de un coche intimida

Motor

La imagen viral de un coche que aterrorizó a su dueña y… a quien la ve

Pocas veces se ven imágenes tan inquietantes en el que el protagonista es un automóvil, en concreto un Honda

Hasta ahora habíamos visto ratas, culebras o lagartos que anidan en el interior de coches, incluso plagas de cucarachas u hormigas. Lo que jamás habíamos visto es lo que le sucedió a esta ciudadana australiana.
Para la propietaria de este antiguo Honda era un día como cualquier otro cuando por la mañana se acercó hasta su antiguo coche para ir a trabajar.
Jamás imaginó que la puerta de su automóvil podría convertirse en refugio de una especie tan detestada por muchos. Y menos aún que su mano iba a contactar con ella sin ni siquiera darse cuenta.

Refugio improvisado

Y es que al fijarse bien es posible descubrir que el tirador de la puerta del coche ha servido de refugio, no sabemos durante cuanto tiempo, para esta hermosa araña a la que muchos califican de tarántula.
Se trata de una imagen que se ha vuelto viral en todo el mundo tras su publicación en Facebook, en un grupo de aficionados a las arañas. Posteriormente, la superposición de las dos imágenes en una sola ha hecho el resto, en lo que parece una araña gigante agazapada bajo la puerta del coche.
El montaje de las dos fotos genera un efecto realmente inquietante

El montaje de las dos fotos genera un efecto realmente inquietante

Se trata de una araña Huntsman, un arácnido que tiene una picadura muy nociva para las personas, pero no mortal y que en ningún caso resulta agresiva. Sino que su tendencia natural es huir del sitio tan pronto como le echemos algo de agua o similar.

Especie invasora

Se conocen popularmente como cangrejos gigantes y es una de las más grandes que existen, actualmente su hábitat se ciñe a Nueva Zelanda, Sudáfrica y Florida.
Afortunadamente, ni en Europa ni en España existe este ejemplar de insecto tan poco popular y con tendencia a anidar en cualquier lugar con extrema facilidad. Aunque es posible encontrar historias que hablan de que en Australia no es raro encontrarlas en el interior del coche.
Comentarios
tracking