27 de enero de 2023

Imágenes de las primeras unidades salidas de la línea de producción

Imágenes de las primeras unidades salidas de la línea de producción

Motor

Moskvich 3, el lamentable SUV con el que Putin quiere engañar al mundo

El ministro de industria ruso celebra la fabricación de las primeras unidades de este SUV ruso de gasolina

Vladímir Putin quiere paliar la caída del mercado ruso del automóvil, más de un 60 % en lo que va de año, con el lanzamiento de una nueva gama de automóviles en teoría 100 % rusos. En la misma sólo contará con la ayuda de componentes facilitados por países de su órbita: China y Corea del Norte.
En este caso se inicia la fabricación del primer modelo, el Moskvich 3, en la planta que Renault 'abandonó' tras dejar de operar y producir coches en Rusia a raíz de la invasión de Ucrania. Al igual que hicieron entonces el resto de marcas occidentales y asiáticas implantadas en Rusia.

Moskvich, la resurrección

Ahora Putin resucita Moskvich, una antigua firma rusa que había cerrado hace años y que vuelve a la vida de la mano de este modelo. Se trata de un SUV, ellos dicen crossover, que comenzará a comercializarse a partir de enero, mes en el que se producirán las primeras entregas en Moscú, algo después en el resto de Rusia.
Imagen publicitaria del Moskvich 3

Imagen publicitaria del Moskvich 3

En lo que queda de 2022 la marca prevé producir 600 unidades de este modelo, de las cuales 200 prometen estar electrificadas. De hecho para Denis Manturov, ministro de Industria y comercio, la prioridad absoluta es el comienzo de la fabricación de las variantes eléctricas del modelo.

Otro eléctrico en 2025

El propio ministro confirmó que además del 3, otro modelo eléctrico que estará basado en una plataforma completamente nueva y fabricado con componentes de proveedores locales llegará al mercado en 2025.
Línea de ensamblado del Moskvich 3

Línea de ensamblado del Moskvich 3

Pero todo esto no se trata más de otra mentira del presidente ruso, pues realmente el Moskvich 3 es la adaptación a la rusa (cambia el logo y poco más) de un coche chino, el JAC JS4. Mientras que la variante eléctrica que promete el ministro, el Moskvich 3e es una adaptación del JAC iEVS4.
El Moskvich 3 incorpora un motor gasolina de 1.5 litros con turbo y 150 caballos de potencia. Está disponible con cambio automático o manual, mientras que la variante eléctrica tiene 70 caballos y 410 kilómetros de autonomía.
Imagen del JAC JS4 de origen chino, el falso coche ruso

Imagen del JAC JS4 de origen chino, el falso coche ruso

En 2023 la firma prevé fabricar 50.000 unidades de este coche, que serían 100.000 para 2024. El precio de venta comenzará en unos 1,6 millones de rublos, algo más de 25.000 euros.
Comentarios
tracking