El peculiar método para que el radar no pudiera sancionar a más conductores

El peculiar método para que el radar no pudiera sancionar a más conductores

Truco popular

El ingenioso método legal para que un radar de velocidad no pueda multarnos

La presión de los radares sobre los conductores ha provocado que algunos se tomen la justicia por su mano, aunque afortunadamente con métodos legales

La presión a la que somete la DGT a los conductores por medio de radares y otro tipo de instrumentos de control y sanción está llegando a tal extremo que en ocasiones los ciudadanos se 'sublevan', aunque lógicamente tratan de hacerlo de manera legal para no tener problemas con la justicia.
Recientemente en el Reino Unido y en Italia han surgido movimientos de 'terrorismo antirradar', comandos que han optado por destrozar algunos de los equipos dispuestos por las autoridades, bien reventándolos a golpes o cortando el mástil sobre el que están colocados.

Solución doméstica y legal

En España un conductor saltó a los medios en el año 2021 cuando decidió aparcar su coche pegado a un vehículo radar de la Guardia civil, impidiendo así que el radar que lleva incorporado pudiera medir la velocidad de los vehículos que circulaban por la calle.
Furgoneta radar de la DGT

Furgoneta radar de la DGT

En este caso fue reprendido por los agentes, que finalmente optaron por abandonar el lugar al no tener ningún motivo legal que pudiera obligar a irse al atrevido conductor.
Se trata de una actitud legal y por la que en principio los agentes de la Guardia Civil no pueden multar a un conductor mientras el coche esté bien estacionado.

No es sancionable

Recientemente en Alemania un conductor cansado de los radares decidió estacionar una caravana particular justo frente a uno de los nuevos equipos móviles que han desplegado las autoridades municipales en la localidad de Rottweil en la región de Baden.
En este caso se trata de una carretera muy castigada por un nuevo tipo de radares móviles. Las autoridades consideran la puesta en funcionamiento de este tipo de radares como una medida necesaria por el constante tráfico de autobuses escolares, pues se trata de una zona con varios colegios, mientras que los conductores ya han dejado notar sus quejas por lo que consideran una acción recaudatoria.

En el caso concreto de este ciudadano que ha aparcado su remolque las autoridades han confirmado que su acción es completamente legal, pues no solo estaba bien aparcado sino que retiró el coche pasadas 24 horas, tal y como exige la ordenanza municipal de tráfico.
Comentarios
tracking