Carlos Alcaraz junto a uno de sus primeros coches

Carlos Alcaraz junto a uno de sus primeros coches

Anécdotas de un conductor novel

Los coches de Alcaraz: del «coche bueno» que quería comprarse de joven, al BMW que no quería devolver

Carlos Alcaraz fue precoz incluso para sacarse el carnet antes que el propio Rafa Nadal, un joven con una visión muy funcional del automóvil

Ser un auténtico crack del tenis a la altura de mismísimo Rafa Nadal no quita que Alcaraz deje de tener sólo 21 años recién cumplidos el 5 de mayo.

Como cualquier otro joven de su edad Alcaraz ha tenido que sacarse el carnet de conducir, algo que hizo con sólo 19 años, algo en lo que consiguió ganar a Rafa Nadal, que no tuvo carnet de conducir hasta los 20 años.

Un conductor precoz

Alcaraz se sacó el carnet de conducir en un modesto Citroën C4 Cactus en la autoescuela León de Villena.

Alcaraz con su profesor de autoescuela

Alcaraz con su profesor de autoescuela

Sorprende que en ambos casos fueron capaces de ganar un torneo de élite sin ni siquiera tener carnet de conducir, de hecho cuando Nadal recibió algún coche como premio a un torneo reconocía que no iba a poder conducirlo.

En este caso Alcaraz se sacó el carnet de conducir en febrero de 2022, semanas antes de llevarse el Open de Madrid.

Campeones sin carnet

Durante una entrevista en televisión, Alcaraz reconocía que sus cuentas se las llevaban sus padres y que en breve esperaba que le dejaran comprarse un «coche bueno», sin especificar marca, por entonces no tenía ningún patrocinio con ninguna firma de automóviles.

Alcaraz con su BMW Serie 1 acabado M Sport

Alcaraz con su BMW Serie 1 acabado M Sport

Tras una dura disputa entre algunas marcas de automóviles finalmente BMW se llevó el gato al agua por una cantidad que podría rondar el millón de euros más coche, lo que convirtió a Alcaraz en embajador de la firma en mayo del año pasado.

Durante este tiempo Carlos se ha dejado ver con varios modelos de la firma alemana, inicialmente con un iX, que fue el primer coche que recibió como contrapartida por el acuerdo.

Se trata de un SUV eléctrico inmenso con una potencia de hasta 620 caballos y algo menos de 90.000 euros de precio.

Posteriormente recibió un iX1, el pequeño eléctrico de BMW con 313 caballos de potencia, si bien con el coche que se ha dejado ver más a menudo es con un BMW Serie 1 con motor térmico, del que dijo gustarle tanto que quizá no se lo devolvería a BMW, pues es «espacioso y está super equipado. Un deportivo con cambio automático, un acceso cómodo y navegador. Lo tiene todo, para mi es una maravilla».

Comentarios
tracking