20 de enero de 2022

Margarita de Saboya

Margarita de Saboya

S.A.I.R. La Archiduquesa Margherita de Austria-Este (1930-2022)

La discreta dama del Gotha europeo

De alta estatura y gran distinción, la hija del héroe italiano de la Segunda Guerra Mundial era uno de los últimos testigos de la última gran época de la realeza europea contemporánea
Nació el 7 de abril de 1930 en el Palacio Real de Capodimonte (Nápoles) y falleció en Basilea el 10 de enero de 2022

Margherita de Saboya Aosta

Hija y nieta de jefes de Casa por ambas vías (paterna y materna), se casó con el Archiduque Roberto, para quien se restableció una antigua jefatura segundona de la Casa de Austria: la de Módena

La infancia de la Princesa Margherita de Saboya Aosta, Archiduquesa de Austria-Este por matrimonio, pudo tener atisbos de cuento de hadas, pues nació en el Palacio Real de Capodimonte en Nápoles, viviendo después en otra residencia regia, la de Miramar en Trieste –la del famoso emperador Maximiliano–, y más adelante en la casa virreinal de Adis-Abeba, siempre al ritmo de los destinos –castrenses o políticos– de su padre, el Príncipe Amadeo, Duque de Aosta, sobrino del Rey Víctor Manuel III y jefe de la rama menor de la Casa Real de Italia. Pero si hubo cuento de hadas, se esfumó por completo con el estallido de la Segunda Guerra Mundial: la Princesa y su hermana, la Princesa Maria Cristina, volvieron a Italia en compañía de su madre, la Duquesa de Aosta –nacida Ana de Orleans–, mientras el Duque permaneció en Etiopía como virrey y al mando de unas tropas italianas ya cercadas por el Ejército británico.
Y la tragedia no tardó en avecinarse: tras una resistencia heroica, el Duque de Aosta se rindió, siendo inmediatamente sometido a un duro cautiverio que derivó en malaria y tuberculosis y finalmente en su muerte, acaecida el 3 de marzo de 1942 en Nairobi. La dignidad exhibida por el Duque tanto en el combate como entre barrotes suscitó la admiración de unos oficiales británicos que lucieron brazalete negro en sus exequias a modo de homenaje. Una actitud que contrasta con la mezquindad del Gobierno italiano, que impidió al Emperador Haile Selassié de Etiopía, repuesto en el trono, encontrarse con la Duquesa de Aosta durante su viaje de Estado a Italia: el Negus quería honrar la memoria del Duque. Era 1953.
El 20 de octubre de ese año se anunciaba el compromiso de la Princesa Margherita con el Archiduque Roberto de Austria-Este, segundo hijo de los emperadores Carlos I y Zita de Austrohungría, a quien su padre había concedido la jefatura de la Casa de Módena. De ahí que agregase el «Este» al apellido original. Además, el Archiduque, durante años fiel apoyo de su hermano mayor Otto, había mantenido durante la guerra una comunicación constante con Winston Churchill sobre el futuro de Austria. Se trataba, pues, no solo de una unión entre dos de las dinastías más antiguas de Europa, sino también entre dos familias de trayectoria impecable en una época difícil.
El matrimonio fue solemnizado el 29 de diciembre de 1953 en el Monasterio Real de Brou (Francia), una de las antiguas capitales del Ducado de Saboya. La nota negativa, según cuenta Ghislain de Diesbach en Les secrets du Gotha, la puso el conde de París, tío carnal de la novia, que se negó a asistir por tener que ceder la precedencia al Rey Humberto de Italia –padrino del enlace– y a la Emperatriz Zita. Ambos estaban destronados, pero mantenían su rango.
Roberto y Margherita tuvieron cinco hijos: Maria Beatriz –así nombrada en recuerdo de una soberana de Módena–, Lorenzo –casado con la princesa Astrid de Bélgica–, Gerardo, Martín e Isabel. La familia vivió de forma apacible en París, donde el Archiduque trabajaba como alto ejecutivo bancario. Margherita, por su parte, hizo de la discreción la base de su conducta, evitando, por ejemplo, declaraciones altisonantes sobre las rivalidades dinásticas que implicaban a su linaje, ya fuera el italiano o el francés, y manteniendo un perfil bajo en los numerosos eventos de la realeza europea a los que asistía. Pero desgraciadamente se perderá los que más ansiaba: dos nietas suyas, Margherita Von und Zu Arco-Zinneberg –hija de Maria Beatriz–y María Laura de Bélgica –hija de Lorenzo–, acaban de anunciar sus respectivos compromisos matrimoniales.

Más de Obituarios

tracking