04 de diciembre de 2021

Alfonso Ussía
Cosas que pasanAlfonso Ussía

Cuelgamuros

A La Palma no llega nada. Ese dinero lo reciben los MENAS, los sin papeles, los marroquíes y argelinos y algunos manteros próximos a Podemos. Los españoles que han cotizado cuarenta años, que se fastidien

Se trata de un bote de humo. De una majadería. El valle de Cuelgamuros, sito en la sierra del Guadarrama, a pocos kilómetros de los Escoriales, San Lorenzo y El Escorial no ha cambiado de nombre. Sucede que en un sector de su valle se construyó, paz y reconciliación, la basílica y la inmensa cruz que recuerda a los caídos en la Guerra Civil. Ni Franco ni José Antonio pidieron descansar allí. En su soterra están enterrados caídos de los dos bandos. Y el objetivo no es otro que derribar la portentosa Cruz que domina el Valle de los Caídos que es una parte del valle de Cualgamuros. Si en lugar de Cuelgamuros se denominara Cuelgamoros no se habría inducido a llevar a cabo esta estupidez vengativa. Para siempre, el Valle de los Caídos será reconocido mundialmente como tal, en tanto que el de Cuelgamuros, valle que arropa a otro valle, no lo conocerá ni su puta madre. Pero hay que distraer al personal. Como con la derogación de la Ley de Amnistía, a la que se acogió Santiago Carrillo a toda pastilla. Ahora, esa ley será sustituida por otra consistente en perseguir con exclusividad los desmanes de un lado y olvidar los del otro. Desde 1936 a 1982, siete años después del fallecimiento del general que les ganó la Guerra Civil. Y lo han anunciado con entusiasmo Echenique y Pisarello, dos argentinos que odian a España. Bote de humo. Ya está bien de caer en trampas absurdas, entre ellas calificar a este Gobierno como social-comunista. Se trata de un Gobierno comunista, y basta de disfraces. ¿Quiénes han apoyado estas novedades? El PNV, Bildu-ETA, ERC, Jpcat, Compromís y Podemos. Y al mencionar a Podemos incluyo en la mención al actual PSOE con sus sucursales autonómicas. Curioso el PSC, que también ha puesto su granito de arena en el «escándalo» presupuestario de la Casa Real. ¡ocho millones de euros! Hasta el jefe del Estado de San Marino dispone de más presupuesto.
Y salen las cuentas. A La Palma no ha llegado nada. Sólo Sánchez, para ver el volcán desde la lejanía y seguir viaje a Lanzarote. Prometió 200 millones de euros inmediatos. Por otro lado, los que se manifiestan indignados por los ocho millones de euros presupuestados para la Casa Real, aprueban en el Parlamento catalán la entrega de 284 millones a TV3 –la cadena de televisión golpista y antiespañola–, 67 millones de euros para «internacionalizar el ‘Procés’»-, y 10 millones de euros de apoyo a las familias. Sin especificar qué familias, aunque me vienen a la cabeza unas cuantas. El Ministerio más necio e innecesario del Gobierno, lo cual es un récord, el de Igualdad y Obsesiones Sexuales, cuenta con un presupuesto que supera los 500 millones de euros. Y los ocho de la Casa Real también le parecen excesivos a Irene Montero, que anda a la greña con la comunista Yolanda Díaz, la Solís Ruiz del comunismo, que habla mucho y no dice nada, aunque se haya recuperado un vídeo de años atrás en el que, todavía morena, menos fashion y más basta que en la actualidad, lamentaba que en España no se hubiera guillotinado a ningún Rey. Y ya me he referido recientemente a los abusos de chulo de bolera de un presidente del Gobierno que derrocha centenares de miles de euros en sus desplazamientos privados aéreos, porque viajar en coche le da pereza y, sobre todo, porque la indignación de las calles está a la altura de los coches, y no de los aviones y helicópteros.
Pero todo eso, la quiebra económica, la humillación de las Fuerzas de Seguridad con la nueva ley redactada por quienes aborrecen a las Fuerzas de Seguridad, con Marlaska de cómplice fundamental, los 1.000 asesores al servicio del hortera, el precio de la luz, la paulatina desmembración de España como Estado en beneficio de las autonomías feudales, los millones de euros regalados para esquinar el idioma común, el español, en centenares de colegios y escuelas de España, los homenajes a los asesinos, la resignación de la normalidad… y muchos más y mayores despropósitos, los intentan esconder aprobando que un valle se siga llamando como se llamó siempre, y que una edificación religiosa y cristiana levantada en un sector de ese valle, deje de llamarse Valle de los Caídos. Como si aprueban que, a partir de ahora, la Muralla de Ávila pase a denominarse «Muralla del Desarrollo Sostenible de la España Vaciada», que lo de sostenible, les encanta.
Y a La Palma no llega nada. Ese dinero lo reciben los MENAS, los sin papeles, los marroquíes y argelinos y algunos manteros próximos a Podemos. Los españoles que han cotizado cuarenta años, que se fastidien.
Cuelgamuros… Valle de los Caídos, ocho millones de presupuesto para la Casa Real… ¡Qué escándalo!

Más de Alfonso Ussía

  • Delictiva

  • Vuelos de ganso

  • Cayetana

  • Paleta Babel

  • Pablín y Juanmi

  • Últimas opiniones

    Más de Opinión

    tracking