28 de mayo de 2022

Cosas que pasanAlfonso Ussía

Hola Putin, soy 'Morritos'

Sánchez hablando con nadie por teléfono y parando una guerra

Impresionante documento gráfico y vídeo mudo el que ha difundido La Moncloa por todo el mundo. Como español, me siento orgulloso y emocionado. Lágrimas a punto de cauce en mis ojos. La resolana de la piel, en plan gallináceo. Corazón alterado, con la sístole y la diástole desbocadas, a su antojo y manera. Sánchez, ya conocido en el mundo como Morritos, hablando con nadie por teléfono y parando una guerra. Siendo diestro –en lo único que es diestro–, toma apuntes con la mano izquierda. Se sienta en una esquina de la mesa. A mano, pero no tan a mano, la cartera presidencial. Si necesita consultar con un documento, tiene que incorporarse, dar la vuelta a la mesa, y proceder a su apertura siempre que el cable del teléfono sea lo suficientemente largo para dar de sí. A su izquierda, con el fin de asegurarse, un volumen del 'Aranzadi', la gran enciclopedia jurídica, hoy plenamente digitalizada. Con el 'Aranzadi' sucede lo mismo que con la Enciclopedia Espasa, que ya no hay casas suficientemente grandes para mantenerlas en una estantería. Y ahí está, el presidente de los vascos, los españoles y los catalanes –en este orden, según Irene Montero–, haciendo que habla con Putin. 
–Hola, Vladimir, soy Morritos, que te estás pasando con lo de Ucrania, y sabes que estoy de tu lado, pero tengo que disimular por lo de la OTAN. Sí, sí, gracias, Vladimir, mi mujer y mi familia bien, descansando del ajetreo. Cuando termines con lo de Ucrania, te invito a descansar unos días a Doñana, Vlad, y perdona mi exceso de intimidad. Yo te llamo Vlad y tú puedes llamarme Pedrín o Pedrolón, lo que más te guste. Mis amigos me llaman Pierrot. Puedes elegir, Vlad o Vladi, mira, me gusta más Vladi, es como más íntimo y cercano. Oye Vladi, aunque no me oigas porque no estás al otro lado de la línea, tengo que decírtelo. No nos armes la gorda. Me están grabando y fotografiando mientras no hablo contigo, porque todavía hay en España muchísimos gilipollas que se creen todo lo que digo y lo que hago. Mira, Vladi, te voy a contar algo muy gracioso. Hace meses entró en erupción un volcán en la isla de La Palma. Y visité la zona afectada en seis ocasiones. Les prometí ayuda inmediata, y ¿sabes lo que he hecho? Decirles que se las arreglen como puedan, porque me he gastado el dinero que les había prometido en otras cosas que me dan más votos. Pero lo gracioso viene ahora. En las últimas encuestas, sigo apareciendo como el más votado en Canarias. Sí, Vladi, como lo oyes. Me indican el cámara y el fotógrafo que te siga hablando aunque no me oigas, Vladi, y empiezo a estar hasta los mismísimos, porque ya no se me ocurre nada. Sí, bastante preocupado con la lesión de Ansu Fati. Una desgracia. Pues nada, Vladi, que no se había recuperado del todo, salió para jugar unos minutos, hubo prórroga, y persiguiendo a un futbolista del equipo contrario, sí, Vladi, del Athletic de Bilbao, se lesionó de nuevo. Buen tiempo, Vladi, con mucho frío y el cielo despejado. Bueno, del frío no te voy a dar lecciones, que eres ruso. El cámara y el fotógrafo me dicen que puedo colgar, que he salido de dulce, y que millones de tontos se van a creer que he hablado contigo, Vladi. Cuando te despidas de mí, haré un par de gestos con los morritos, porque gusta mucho a mis electores. ¿Ya te despides? Pues ahí van mis morritos. Un abrazo muy fuerte, Vladi, y de lo de Ucrania, si no te importa, ya hablaremos.
–¿Qué tal he salido, chicos?
–Inmenso, Presidente.
–Decidle a Bolaños que os dé una propina de mi parte. 
Comentarios

Más de Alfonso Ussía

  • Wilson y la bella dama

  • El humildín

  • El ariete

  • La chuleta

  • Rectitud

  • tracking