04 de diciembre de 2021

-

-Paula Argüelles

Ponencia Congreso Católicos y Vida Pública

María San Gil: «La agenda progresista del Gobierno quiere destruir los principios y valores de la sociedad cristiana»

La vicepresidenta de la Fundación Villacisneros, María San Gil, ha participado en el Congreso de Católicos y Vida Pública con su ponencia `Corrección política y nuevas ideologías en la vida española´
La sesión vespertina del Congreso de Católicos y Vida Pública ha sido impartida por María San Gil, quien ha sido presentada por Alejandro Rodríguez de la Peña, catedrático de Historia Medieval de la Universidad CEU San Pablo. San Gil ha hablado de la implicación de los españoles de hoy en la política en una encendida ponencia en la que ha defendido los valores y principios fundacionales de la sociedad cristiana. «En este auge de lo políticamente correcto, se nos han llegado a convencer de que Dios y nuestra fe tienen que quedar limitados a la vida privada, fuera completamente de la vida pública. Este congreso motiva a saltar la barrera de lo cómodo y lo fácil para ponernos en el camino de lo difícil pero correcto».
Más que una ola de corrección política, San Gil lo ha definido como un tsunami. «Si nos atacan y nos critican es porque molestamos a quien debemos. Para quienes no queremos ser políticamente correctos, el dicho `ladran, luego cabalgamos´ debería ser nuestro lema de identidad». Quienes defienden los principios del humanismo cristiano: la vida de principio a fin, los valores de la familia tradicional y la libertad, entre otros, la vicepresidenta de la Fundación Villacisneros ha afirmado que han de reconocer que en este momento no existen. «No existíamos como deberíamos. Nos tienen acobardados. Somos una voz callada que tiene que alzarse. Aunque sea solo por mera supervivencia, hemos de existir».
-

María San Gil-Paula Argüelles

Suaves, pero enérgicos e inequívocos

Su propuesta, ha expuesto San Gil en palabras de Quintiliano, es que «podemos y debemos ser suaves en las formas, pero enérgicos e inequívocos en la defensa de nuestros principios y creencias». Ha hecho hincapié también en que la rebeldía y la valentía son necesarias para decir la verdad.
Tras veinte años de su vida dedicados a la política en el País Vasco, ha admitido que lo más importante que aprendió fue que hay que ser coherente con uno mismo. «Hay que defender lo que uno cree hasta las últimas consecuencias. Era más fácil no afiliarnos y ser nacionalistas, que era lo políticamente correcto, nunca mejor dicho; aun así, hubo compañeros que se jugaron la vida e incluso la perdieron, como Gregorio Ordoñez».
«No tienen derecho a hacernos callar solo porque no les gusta lo que decimos. Hoy nos quieren silenciar, no solo los nacionalistas. Callan todo lo que impida que la sociedad se convierta en un manso rebaño», ha denunciado.
San Gil también ha reivindicado el importante valor de la verdad. «Por muy dura que sea y por mucho que duela, hay que decir siempre la verdad. No hay nada más exigente. En el País Vasco por no decir la verdad, se hablaba de paz y de convivencia por no hablar de terrorismo, muerte y falta de libertad; hoy nos hablan de muerte digna, de interrupción del embarazo y de determinación para no hacerlo de eutanasia, aborto y cambio de sexo».
María San Gil junto a Alejandro Rodríguez de la Peña

María San Gil junto a Alejandro Rodríguez de la PeñaPaula Argüelles

La unidad de España está en riesgo

Ha continuado su ponencia preguntándose cómo es posible que en 2021 el panorama en España como nación y sociedad sea tan distinto al de la Transición Democrática, y ha identificado el principal problema en la voluntad de quienes gobiernan. «Quieren cambiar la sociedad en todos sus órdenes. Tenemos un Gobierno que su agenda progresista quiere destruir los principios y valores de la sociedad cristiana. No le da miedo apoyarse en los nacionalismos, aun sabiendo que su objetivo es romper la nación y su autodeterminación». 
San Gil ha advertido que la unidad de España está en riesgo, y si ello no se evita se convertirá en una nación de naciones. «Todo empieza con el pacto de Zapatero con ETA. A cambio de que deje de matar, Zapatero promete que cambiaría la sociedad. Conseguiría la destrucción de un orden asentado en los principios cristianos para que los terroristas se asentasen cómodamente en la sociedad». Este pacto fue el germen de lo que se vive ahora, ha explicado la ponente, y el Gobierno de Pedro Sánchez está culminando el proceso que comenzó en 2004. «ETA dejó de matar, pero no está derrotada. Esa es otra de las mentiras con las que vivimos. Su proyecto político, de autodeterminación, por el que asesinó a tantos miles de personas, sigue más vivo que nunca».

En la vida no hay nada más gratificante que defender que lo que uno cree

La necesidad de alzar la voz

Lo que ha definido como un proyecto de ingeniería social es, según San Gil, un plan global del gobierno que trata de destruir los pilares de la sociedad cristiana. «Se están aprobando una serie de leyes que van en contra de todo ello: la ley trans, la ley de libertad sexual, educación, eutanasia, y la posible ley del aborto. La vida ya no tiene valor, se pasa de curso sin aprobar, un menor puede determinar sexualmente incluso antes de poder votar, el castellano ya no es nuestro idioma común, quieren escribir una nueva historia, sobre todo de la Guerra Civil y el régimen de Franco. Estamos viendo una radical desnaturalizaron de la vida. Todo esto no es casualidad». Por todo ello, ha proclamado que hoy es más necesario que nunca alzar la voz, y defender los principios y valores cristianos con valentía y valor.
La ponente ha anunciado que el próximo 26 de noviembre, se presentará en sociedad una nueva asociación llamada NEOS. Con sus propias palabras la ha definido como «una alternativa cultural a la destrucción de los valores que estamos viendo hoy. El valor de la vida y de la dignidad de la persona, la libertad, la nación, la familia y la corona son algunos de los fundamentos sobre los que NEOS trabaja».
«En la vida no hay nada más gratificante que defender que lo que uno cree. A nosotros nos toca comprometernos, de hoz y coz, en la defensa de nuestros principios. Hoy España está siendo atacada en sus valores más básicos, y sus fundamentos cristianos. Hay esperanza siempre que nos aventuremos en la defensa de nuestros principios y siempre que rememos contracorriente y seamos políticamente incorrectos». 
De izquierda a derecha, Rafael Sánchez Saus, María San Gil, Alfonso Bullón de Mendoza y Alejandro Rodríguez de la Peña

De izquierda a derecha, Rafael Sánchez Saus, María San Gil, Alfonso Bullón de Mendoza y Alejandro Rodríguez de la PeñaPaula Argüelles

Congreso Católicos y Vida Pública

Este año el 23 Congreso Católicos y Vida Pública se celebrará en formato de doble presencialidad los días 12, 13 y 14 de noviembre. 
Mañana se clausurará el Congreso con una eucaristía presidida por el cardenal arzobispo de Madrid, monseñor Carlos Osoro, con la ponencia del periodista Bieito Rubido, director del diario El Debate, y la lectura del Manifiesto del Congreso
tracking