25 de septiembre de 2022

El Papa Francisco durante la audiencia general del pasado miércoles

El Papa Francisco durante la audiencia general del pasado miércolesEuropa Press

Finanzas vaticanas

El Papa asegura que no habrá despidos aunque se suspenderá el sueldo a los no vacunados

La Santa Sede se ha comprometido a no dejar a nadie sin trabajo, si bien los empleados que no presenten el carnet de vacunación serán suspendidos de empleo y sueldo por causa no justificada

El Papa Francisco ha garantizado a los trabajadores del Vaticano que no habrá despidos a pesar de que la «gestión del periodo de cierre no ha sido fácil», tras las pérdidas económicas derivadas de la pandemia ante la falta de turistas los Museos Vaticanos, la principal entrada de capital para las arcas del estado de la Santa Sede.
«Como os dije hace un año, respecto al trabajo, hemos tratado de garantizar la ocupación; nos hemos comprometido a no dejar a nadie sin trabajo. Claro que la gestión del periodo de cierre no ha sido fácil», ha subrayado el Santo Padre en su tradicional discurso de felicitación de la Navidad a los empleados del Vaticano.
Además de la falta de ingresos en las arcas públicas del Vaticano por la crisis económica, hay otro asunto que ha acarreado un agujero en las finanzas del pequeño estado. Según un artículo del Financial Times, el Vaticano perderá unos 100 millones de libras esterlinas, 116,68 millones de euros, cuando haya completado la venta del lujoso edificio en pleno centro de Londres, objeto de una investigación que ha sentado en el banquillo de los acusados al destituido cardenal italiano Angelo Becciu y otras cinco personas por su compra irregular. El juicio se retomará a mediados de febrero.
No obstante, Francisco ha asegurado que se están tratando de encontrar «soluciones satisfactorias a través del diálogo», tratando de satisfacer «las necesidades de cada uno, respetando los derechos de los trabajadores y el bien común».
Durante su discurso, el Pontífice también ha deseado que la Navidad traiga un poco «de serenidad» a todos, sobre todo a los que están pasando tantas preocupaciones y ha recordado que «la pandemia ha causado muchos problemas a las familias, tanto económicos como psicológicos». En este sentido, ha citado «a los niños y adolescentes, que se han visto especialmente afectados por los periodos de aislamiento y de la enseñanza a distancia»

Trabajadores no vacunados 

Sin embargo, aunque no va a reducir su plantilla, el Vaticano no dejará ir a trabajar a quienes no presenten el certificado de vacunación contra el coronavirus, de manera que se considerará faltar por esa razón una «ausencia injustificada» lo que conllevará la suspensión del sueldo. Así se deduce del nuevo decreto de la Secretaría de Estado, firmado por el cardenal Pietro Parolin este jueves 23 diciembre.
Según la nueva disposición, la obligación de presentar el llamado pasaporte verde aplicado a los vacunados o a quienes hayan pasado recientemente la enfermedad se extiende a todo el personal de los dicasterios, organismos y oficinas de la Curia Romana y de las instituciones vinculadas a la Santa Sede. 
«El personal desprovisto de un pasaporte verde válido a través de la vacunación contra el SARS-CoV-2 o la recuperación del COVID-19 no podrá acceder al puesto de trabajo y será considerada como ausencia injustificada, con la consecuente suspensión de la retribución por lo que dure la ausencia», concluye este nuevo decreto.
Comentarios
tracking