29 de junio de 2022

El cardenal Becciu en San Pedro cuando fue nombrado cardenal

El cardenal Becciu en San Pedro cuando fue nombrado cardenalEFE

El cardenal Becciu dice que el Papa confía en él pese a las «acusaciones monstruosas»

El que fuera número tres del Vaticano asegura que las acusaciones de todo tipo contra su persona han encontrado «un eco mundial»

Después de meses de procedimientos preliminares, esta mañana ha sido la primera ocasión en que el cardenal Angelo Becciu ha podido declarar en el proceso que se sigue contra él en el Estado Ciudad del Vaticano. Y lo ha hecho para lamentar el trato que ha recibido durante toda esta etapa, en la que «me ha precedido un encarnizamiento mediático sin precedentes. Me han presentado como el peor de los cardenales. Ha sido una campaña violenta y vulgar», ha manifestado.
El que fuera número tres del Vaticano asegura que las acusaciones de todo tipo contra su persona han encontrado «un eco mundial». En concreto denuncia que «me han descrito como un corrupto, interesado al dinero, desleal con el Papa. Solo preocupado por el bienestar de mis familiares. Han insinuado infamias sobre la integridad de mi vida sacerdotal o haber financiado testimonios en un proceso contra un hermano. Incluso me acusaban de poseer pozos de petróleo o dinero en paraísos fiscales».

Becciu espera limpiar su reputación

Todo este tipo de acusaciones, según Becciu, «son absurdas, increíbles, grotescas y monstruosas». Por este motivo, se pregunta por el objetivo de sus acusadores cuando intentaban «demonizarme y destruirme», al tiempo que asegura que espera poder limpiar su reputación, también delante del Papa Francisco, «que recientemente ha declarado de creer en mi inocencia».
Antes de comenzar a aclarar algunos extremos Becciu ha afirmado que «nunca he querido que un solo euro, incluso un céntimo, del dinero que he gestionado fuese malversado o destinado a fines que no fueran exclusivamente institucionales». También confiesa haber obrado siempre «por el bien de la Sede Apostólica y de toda la Iglesia».

Un horno de pan para Ozieri

A lo largo de su declaración de este jueves 17 de marzo, Becciu ha debido responder solo de las acusaciones referidas a malversación en Cerdeña, la isla donde nació y en la que vive parte de su familia. Ha asegurado que los 25.000 euros de la Secretaría de Estado para el obispo de Ozieri se destinaron a un horno de pan de caridad, que se gestiona de acuerdo con la Cáritas local y que da empleo a 15 personas.
El segundo ingreso realizado a esta diócesis, a petición del obispo local, se dedicó a un centro llamado Ciudad de la Caridad, en donde se instalaron oficinas de Cáritas y asistencia para ancianos y reclusos. Asegura que está todo documentado, con informes que el cardenal está dispuesto a aportar ante el juez.
Quedan pendientes, para una vista que aún no está fijada, las declaraciones referidas a la principal acusación, la malversación en un inmueble de Londres, así como el dinero enviado a una compatriota de Cerdeña, Cecilia Marogna.

Temas

Comentarios
tracking