07 de febrero de 2023

la iniciativa de embotellar agua sagrada del Ganges es una más de las políticas para imponer el hinduismo en India

La iniciativa de embotellar agua sagrada del Ganges es una más de las políticas para imponer el hinduismo en IndiaGTRES

El gran negocio de reescribir la historia embotellando agua del río Ganges

Es una de las iniciativas de Narendra Modi, para promover la religión hindú en India

En el Himalaya, en el nacimiento del río Ganges, un grupo de trabajadores llena sin descanso bidones de agua del un manantial considerado sagrado para los hindúes, para distribuirla a domicilio por toda India.
Los clientes usan el agua sagrada para las grandes ocasiones: desde nacimientos, bodas o funerales, incluso por la compra de un nuevo coche.
«Esto es para cada fiel hindú que no pueda venir aquí personalmente», declara uno de los trabajadores en la localidad de peregrinaje de Gangotri.
«Me siento bendecido de ser parte de un proyecto que reafirma nuestra fe hindú y que lleva esta agua divina a todos los rincones del país», señala.
La empresa, que envía por correo el producto religioso, es un ejemplo de las iniciativas lanzadas por el primer ministro, Narendra Modi, para promover la religión hindú en India, fundada hace 75 años como un país laico.
...

...GTRES

El agua, una vez embotellada, es transportada a una planta donde es filtrada y embotellada en recipientes para su distribución.
Las botellas cuestan 30 rupias (0,37 dólares) cada una, y también pueden ser despachadas a domicilio por un costo de 321 rupias las cuatro botellas.
Desde que esta iniciativa fue lanzada hace seis años millones de botellas han sido vendidas.
El cartero de Nueva Delhi Rupesh Kumar, de 23 años, ha realizado ya varias entregas del agua sagrada embotellada: «Nosotros también usamos el agua del Ganges en la familia para todas las ocasiones especiales y fiestas religiosas. Habitualmente la gente está muy agradecida y es muy educada cuando entregamos en sus casas estas botellas», señala.

Imponer el hinduismo

Desde 2014, Modi ha puesto el hinduismo en el centro de su política en un país de 1.400 millones de habitantes y que oficialmente laico.
Uno de los principios del partido de Modi, el Partido Bharatiya Janata Party (BJP) y del movimiento ideológico y militar, Rashtriya Swayamsevak Sangh, es que el hinduismo es la religión originaria de India; hecho que despierta el temor en los cerca de 210 millones de musulmanes y otras minorías del país. En las redes sociales han aumentado los discursos de odio contra musulmanes y cristianos.

1000 muertos

Hace tres décadas un grupo de fanáticos hinduistas destruyó una mezquita centenaria que estaba en el lugar, desatando una espiral de violencia que dejó más de 1.000 muertos, la mayoría de ellos musulmanes.
El gobierno también impulsa un proyecto de 1.500 millones de dólares para construir una carretera para facilitar el peregrinaje hacia Gangotri y otros tres templos del Himalaya.

Reescribir la historia

Estos sitios ya reciben cientos de miles de fieles cada año y activistas medioambientales están preocupados sobre el impacto de la construcción de autopistas y túneles en la zona.
El gobierno de Modi ha dejado claro que no va a cesar de promover su visión, canalizando fondos para la investigación de las propiedades de la orina de vaca, que es un animal sagrado para el hinduismo, y encontrando «pruebas» que confirman las leyendas de las escrituras sagradas.
VARANASI - 2 MARCH : Hindu people wash themselves in the river Ganga in the holy city of Varanasi. The holy ritual of washing is held every day -Varanasi, India, March 2 2013

VARANASI - 2 MARCH : Hindu people wash themselves in the river Ganga in the holy city of Varanasi. The holy ritual of washing is held every day -Varanasi, India, March 2 2013GTRES

Algunos manuales de historia han sido reescritos para minimizar el rol que han tenido los musulmanes en la historia de India y los nombres de algunas ciudades asociadas al islam han sido cambiados.
Estas políticas «crean un ethos de una nación mayoritaria y subliman la sensación reforzada de que ahora somos un país de facto hindú. Modi sabe exactamente lo que está haciendo», señala Hartosh Singh Bal, editor político de la revista The Caravan.
«Si los opositores expresan sus preocupaciones sobre minorías o injusticia, son personas que están en contra de las entregas de agua sagrada y callados», agrega. Pero quienes reciben en su casa las botellas con el agua sagrada, no contemplan dicha preocupación de cristianos y musulmanes.
Comentarios
tracking