Fundado en 1910

27 de mayo de 2024

Bree Solstad recibe por primera vez la comunión en la Vigilia Pascual

Bree Solstad recibe por primera vez la comunión en la Vigilia Pascual

Una famosa actriz de cine para adultos se convierte al catolicismo y es recibida en la Iglesia

Un viaje a Italia para contemplar arte ha cambiado la vida de la actriz y productora, Bree Solstad

Una de las grandes riquezas de la Vigilia Pascual es la entrada a la familia de la Iglesia de nuevos miembros. Puede verse en ella cómo los catecúmenos reciben los sacramentos de iniciación cristiana. Así fue para una conocida estrella del cine para adultos, Bree Solstad, quien experimentó «el mejor momento de su vida», recibiendo su primera comunión.
La actriz y productora de esta industria anunció su conversión el pasado 1 de enero a través de su cuenta de X. En ese mensaje explicó sus intenciones de «dejar el trabajo sexual», renunciando a su vida de «pecado, riqueza, vicio y vana obsesión» por ella misma. Igualmente, es consciente de las burlas que puede recibir, pero se mostraba «llena de humildad» por entregar su vida a Cristo.

Una conversión movida por el arte

En una entrevista concedida a The Daily Signal, Solstad revela que fue bautizada en la iglesia luterana a los 8 años y, aunque estuvo «activa durante su infancia», cuando llegó la etapa universitaria se alejó. «Me sumergí en un estilo de vida de borrachera, drogas y promiscuidad», ha confesado. Fue ese momento en el que entró en el mundo pornográfico.
Ha comentado que se sintió abandonada por Dios cuando sufrió «una terrible tragedia», en la que oró y no recibió respuesta. Sin embargo, un viaje a Italia le cambió la vida por completo.
Lo que era una visita turística para contemplar el arte que se encuentra dentro de los templos, se tornó en un «torbellino de arrodillarse, orar y hacer preguntas sobre la teología detrás de la mejor obra del mundo». En su paso por Florencia y Roma, casi todo lo que visitó fueron basílicas, catedrales e iglesias. En ellas, encontró una gran diferencia con los templos protestantes: el crucifijo, «su regalo para nosotros».
Además de esta representación de Cristo, Solstad tuvo un gran encuentro con la Virgen María. Visitando Sorrento, veía imágenes suyas por todas partes, como si la estuviera «llamando de la manera más extraña».

«Mi vida nunca será la misma»

Al llegar a su casa, sintió la necesidad de cambiar su vida, su trabajo de una década la hacía sentir «repugnante y culpable». Fue entonces cuando, hablando con un sacerdote que le mostró que Dios la seguía amando profundamente, que experimentó «una lluvia de luces blancas cálidas cayendo en cascada» sobre ella.
Lo que más le ha «destrozado el corazón» dentro de su «profundo enamoramiento» por la fe católica es la Eucaristía. Pensar que Jesús está físicamente en todas las iglesias del mundo es algo que hará que su vida «nunca sea la misma».

Remover la conciencia

Aunque la madre de Solstad no conocía mucho lo que conllevaba el trabajo de su hija, se alegró cuando decidió abandonar el negocio. Dejar la industria es un paso complejo, pero, desde que ha dado el paso, varias personas se han interesado tras «ver lo feliz» que es desde su conversión. Además, otros le cuentan cómo gracias a su testimonio han dado el paso para dejar de consumir este tipo de contenido.
De esta manera, ha denunciado que el cine para adultos está «destrozando la sociedad, matrimonios, familias y relaciones» a través de su infiltración en la cultura. Cree necesaria «alentar a las mujeres a abrazar su verdadera feminidad», así como mostrarles que esta forma de obtener «dinero fácil» tiene consecuencias «en esta vida y para toda la eternidad».
Después de abandonar su fuente de ingresos, ahora produce joyas y rosarios hechos a mano, que comercializa a través de portales web.
Comentarios
tracking