Fundado en 1910

29 de mayo de 2023

Joaquín Mora y César Campos, los jesuitas asesinados en México

Joaquín Mora y César Campos, los jesuitas asesinados en MéxicoJesuitas México

Confirman la muerte del presunto asesino de los sacerdotes jesuitas en México

Se trata de José Noriel Portillo, apodado 'El Chueco', cuyo cuerpo fue hallado el pasado sábado en la comunidad de Choix, en el estado de Sinaloa (noroeste)

Las autoridades mexicanas confirmaron este jueves la muerte del presunto responsable del homicidio de dos sacerdotes jesuitas ocurrido en junio de 2022 en el norteño estado de Chihuahua.
Se trata de José Noriel Portillo, apodado 'El Chueco', cuyo cuerpo fue hallado el pasado sábado en la comunidad de Choix, en el estado de Sinaloa (noroeste).
«Se confirmó que sí es José Noriel Portillo Gil la persona que encontraron muerta en Choix, Sinaloa, una comunidad rural, ya se confirma por los estudios», dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador durante su habitual rueda de prensa.

El Chueco

La fiscalía de Chihuahua había señalado a Portillo por el asesinato de los sacerdotes jesuitas Javier Campos y Joaquín Mora junto con el guía de turistas Pedro Palma, en su parroquia de la localidad de Cerocahui, en la sierra de Chihuahua, donde se asientan comunidades indígenas tarahumaras.
El miércoles, las autoridades del estado anunciaron que si bien familiares de Portillo lo habían identificado, faltaba practicar pruebas para confirmar plenamente su identidad. Ese día, López Obrador mencionó que 'El Chueco' posiblemente había sido ejecutado.
Antes de confirmarse su identidad, la Compañía de Jesús señaló que su muerte «de ninguna manera puede considerarse como un triunfo de la justicia ni como una solución al problema estructural de violencia en la sierra Tarahumara».
«Por el contrario, la ausencia de un proceso legal conforme a derecho con relación a los homicidios implicaría un fracaso del Estado mexicano frente a sus deberes básicos y confirmaría que en la región las autoridades no detentan el control territorial», dijo la orden religiosa en un comunicado.
Los sacerdotes Campos, de 79 años, y Mora, de 81, fueron disparados presuntamente por Portillo el 20 de junio del año pasado «mientras intentaban defender a un guía turístico que buscaba refugio» en su parroquia, según narró en ese momento la Compañía de Jesús.
La fiscalía de Chihuahua dijo en ese momento que antes de asesinar a los sacerdotes, Portillo agredió a otras dos personas tras tener diferencias por un partido de béisbol. Posteriormente, secuestró al guía de turistas, quien habría logrado escapar y correr hacia la iglesia en busca de auxilio.
Tras el crimen, el presidente López Obrador dijo que militares buscaban al agresor. Según expertos, la sierra de Chihuahua, con impresionantes cañones que atraen a turistas, es escenario de disputas entre cárteles del narcotráfico por ser una importante ruta de trasiego de drogas hacia Estados Unidos. Unos 30 sacerdotes han sido asesinados en la última década en México, según la ONG Centro Católico Multimedial.
Comentarios
tracking