01 de julio de 2022

A two-year-old child playing onstage stares at Pope Francis, seated in a wheelchair following knee treatment, during an audience as part of the Festival of Families - 10th World Meeting of Families, on June 22, 2022 at Paul-VI hall in The Vatican. (Photo by Filippo MONTEFORTE / AFP)

La familia tiene una espiritualidad propia a la que valorar y potenciar para bien de la Iglesia y el mundoAFP

El Vaticano pone a las familias en el centro de la evangelización de la Iglesia

Las sesiones de trabajo del Encuentro Mundial de las Familias en el Vaticano han girado en torno al testimonio del matrimonio Popcak sobre cómo mantener la fe y transmitirla a los hijos en un entorno cultural poco cristiano, y cómo hacer que su testimonio llegue con frescura y autenticidad a otras familias

Las sesiones de trabajo del Encuentro Mundial de las Familias en el Vaticano han arrancado este jueves remarcando el protagonismo familiar en la Evangelización. Los primeros conferenciantes de la jornada, Gregory y Lisa Popcak, directores ejecutivos del Peyton Institute, han explicado su programa pastoral sobre la vida de las iglesias domésticas. Una intervención que ha marcado el tono y el espíritu de lo que se busca en estos días.
El matrimonio Popcak centra su propuesta en la necesidad de que las familias sean conscientes de su papel protagonista, de que tienen una espiritualidad propia que valorar y potenciar. La base del crecimiento cristiano de cada familia, en distintas culturas y situaciones sociales, se encuentra en dos elementos, «compartir la vida sacramental y vivir el amor basado en el modelo de la Trinidad».

Iglesia doméstica

A partir de estos dos elementos centrales, los Popcak aseguran que existe «una liturgia propia de la Iglesia Doméstica, de cada Iglesia Doméstica». Se trata de una liturgia que establece prioridad para los horarios de eventos familiares, como las comidas o las horas de tertulia y conversación, así como una particular afectividad que reafirma a cada miembro de la familia.
Dentro de la liturgia de la Iglesia Doméstica, Gregory y Lisa Popcak aseguran que hay toda una dimensión ritual de la apertura a los demás, de la relación con personas necesitadas o con otras familias. Es algo que parte del cuidado de cada miembro de la familia y que se concreta también en la generosidad y amabilidad con los vecinos y familiares.

Mantener y transmitir la fe

En opinión del matrimonio Popcak, estos elementos «litúrgicos» de la familia cristiana suponen un desafío a todas las familias, «para que descubran su valor y su capacidad para reanimar no solo la propia familia sino toda la Iglesia». Por ello, animan a que en cada parroquia se cultive la formación de muchas iglesias domésticas, que deben ser un motor de evangelización en su ambiente.
El gran objetivo de este matrimonio de Massachusetts, como el de los más de 2.000 participantes en este encuentro en Roma, es cómo mantener la fe y transmitirla a los hijos en un entorno cultural poco cristiano. Junto a ello se plantean cómo hacer que su testimonio llegue con frescura y autenticidad a otras familias.

Matrimonio y evangelización

En las sesiones de esta primera jornada del Encuentro Mundial de las Familias, que se desarrolla en el Aula Pablo VI del Vaticano, también se ha debatido hoy cómo gestionar la relación de los sacerdotes con las familias. Ha habido ejemplos de buenas prácticas de Burundi, de Letonia y de Italia, entre otros países, en los que se aprecia la necesidad de potenciar el protagonismo de los matrimonios en la evangelización, sin necesidad de estar tutelados por un clérigo. «El papel del matrimonio en la parroquia no es el de una asistencia marginal a los sacerdotes», ha remarcado una pareja de Letonia.
El papel de los abuelos, tanto desde el punto de vista material como espiritual, también ha ocupado espacio en los seminarios de este jueves. En un mundo occidental donde la mayoría de los padres necesitan tener un trabajo, la labor que realizan en la formación de los más pequeños es esencial para el crecimiento cristiano.
Comentarios
tracking