Fundado en 1910

27 de febrero de 2024

El Papa, reunido a puerta cerrada con el clero español

El Papa, reunido a puerta cerrada con el clero españolCEE

El Papa Francisco recibe a los obispos españoles en el Vaticano tras el informe sobre abusos

Los obispos españoles han convocado a una conferencia de prensa para compartir sus impresiones tras una convocatoria papal poco usual en plena polémica por el informe sobre abusos en España

Este martes por la mañana, el Papa Francisco se reunió con 78 obispos de la Conferencia Episcopal Española para abordar el informe de la visita apostólica a los seminarios del país realizada por dos obispos uruguayos, designados por el Dicasterio para el Clero. A pesar de su reciente malestar pulmonar, el Papa estuvo presente a las 9:30 en el Aula Nueva del Sínodo, comenzando el encuentro con una meditación ofrecida por el cardenal Raniero Cantalamessa, predicador de la Casa Pontificia.
Esta reunión fue convocada por el cardenal surcoreano Lazzaro You Heung-sik para presentar los resultados de la visita apostólica a los 85 seminarios españoles realizada por los obispos uruguayos. Aunque el Papa no permaneció durante toda la reunión debido a su salud y otros compromisos, se quedó después del receso para escuchar y responder preguntas de los obispos, que concluyeron la reunión a las 12:30, según lo programado.
Además del cardenal You Heung-sik, el Papa estuvo acompañado por el arzobispo chileno Andrés Gabriel Ferrada Moreira, secretario del dicasterio, y el sacerdote Simone Renna, subsecretario. El objetivo principal de la reunión era reestructurar los seminarios en España, incluyendo cierres y reubicaciones. La presencia del Papa, a pesar de su estado de salud, sugiere la posibilidad de haber discutido otros temas como los recientes informes de abusos, la situación política y social española, y la próxima renovación de la cúpula de la Conferencia Episcopal en marzo.
Esta reunión extraordinaria de casi 80 obispos españoles en el Vaticano, apenas días después de su encuentro en Madrid, generó expectativas sobre debates más amplios. Sucedió en medio de la controversia desatada por la publicación de la investigación del Defensor del Pueblo sobre abusos a menores perpetrados por religiosos, que reveló que un 1,13 % de los adultos españoles admitía haber experimentado abusos en contextos religiosos, y un 0,6 % mencionaba haberlos sufrido específicamente por parte de un sacerdote o religioso.
El Vaticano no emitió comentarios sobre este informe o la reconfiguración de los seminarios hasta el momento de este servicio, simplemente informó del encuentro a medio día. Los obispos españoles han enfatizado la desvinculación entre esta convocatoria en Roma y los resultados de la investigación sobre abusos.
En una reunión plenaria previa, los obispos acordaron establecer un plan de reparación integral para las víctimas de abusos en la Iglesia, contemplando compensaciones económicas incluso en ausencia de una sentencia judicial debido al fallecimiento del perpetrador o la prescripción del caso. Esta convocatoria excepcional de todo el episcopado español en el Vaticano es poco común fuera de las visitas ad limina que se realizan cada cinco años en Roma. Se ha dado solamente en dos ocasiones: con los obispos de Irlanda en 2010 y los de Chile en 2018, ambas relacionadas con escándalos de abusos.
Por otro lado, los obispos uruguayos realizaron su visita a España cuando, por primera vez registrada, el número de seminaristas había disminuido a 974, comparado con los casi 1699 hace veinte años. El bajo número de aspirantes al sacerdocio ha llevado a que casi la mitad de los seminarios tengan cinco o menos estudiantes, muy por debajo de los 25 o 30 que el Vaticano considera óptimos para crear una comunidad. Además, se cuestiona la formación de los seminaristas, lejos de los objetivos de la Ratio Fundamentalis Institutionis Sacerdotalis, el plan de formación autorizado por el Papa Francisco en 2016.
Sucesivamente, a las 13:30 hora de Roma, se ha convocado a una conferencia de prensa en la sede del Pontificio Colegio Español de San José, que será conducida por el secretario general y portavoz de los obispos españoles, César García Magán, y Jesús Vidal, obispo auxiliar de Madrid y presidente de la subcomisión episcopal de seminarios. Además se espera la presencia del cardenal Juan José Omella, presidente de la Conferencia Episcopal, aunque no está en el programa oficial.
Comentarios
tracking