La mantequilla es un alimento milenario, pues se estima que su elaboración comenzó en el área de Mesopotamia entre los años 9000 y 8000 a.C.

La mantequilla es un alimento milenario, pues se estima que su elaboración comenzó en el área de Mesopotamia entre los años 9000 y 8000 a.C.GTRES

Margarina o mantequilla: diferencias y cuál es mejor

Los expertos recomiendan el consumo moderado de ambos productos, ya que tienen un alto contenido graso

A la hora de hacer la compra nos surgen multitud de dudas entre productos que aparentemente son iguales o muy parecidos. Su precio, sus efectos en la salud o su sabor pueden hacer decantar la balanza hacia uno u otro. Es el caso de la mantequilla y la margarina: ¿cuáles son sus diferencias?
Estos dos productos difieren fundamentalmente en su origen: la mantequilla se elabora con grasas lácteas mientras que la margarina se hace con grasas vegetales. En cualquiera de los dos casos, los expertos recomiendan su consumo moderado, ya que tienen un alto contenido graso.

Mantequilla

Se obtiene mediante el batido y amasado de la nata de la leche, creando así una emulsión de agua grasa. Es un alimento milenario, pues se estima que la elaboración de mantequilla comenzó en el área de Mesopotamia entre los años 9000 y 8000 a.C. Destaca por su alto contenido de calcio, magnesio y fósforo de forma natural y es rica en vitaminas A, E y D.

Margarina

Nació precisamente para dar una alternativa más saludable a la mantequilla. Está formada por grasas semisólidas con aspecto similar a la mantequilla. Se obtiene a través de procedimientos industriales a partir de grasas insaturadas de origen vegetal o de la mezcla de grasas de origen animal y vegetal. Es fuente de vitaminas A y E y a veces se enriquece con otras como la D.

Recomendaciones

Según la Clínica Mayo, la margarina es mejor que la mantequilla para la salud del corazón, ya que contiene grasas insaturadas que ayudan a reducir el llamado colesterol malo. Sin embargo, hay margarinas que contienen grasas trans, que sí aumentan los niveles de colesterol en sangre y el riesgo de enfermedades cardíacas además de reducir los niveles de colesterol bueno.
Debido a la evidencia de que estas grasas trans eran perjudiciales, las empresas productoras de margarina han ido mejorando el proceso de hidrogenación para poder disminuir así el número de ácidos grasos trans hasta casi hacerlos desaparecer. No obstante, conviene fijarse en el etiquetado para evitar las grasas trans y el aceite de palma.
Si hablamos del valor nutricional, la mantequilla aporta unas 749 kilocalorías por 100 gramos por los 732 de la margarina. La diferencia estaría en las grasas saturadas: la de origen animal contaría con 44,97 gramos por los 21,26 de la de origen vegetal.

Alternativas a ambas

Como ya hemos dicho, los expertos desaconsejan el abuso tanto de mantequilla como de margarina. Existen alternativas más saludables para nuestro desayuno, como es el caso de un producto que abunda en nuestro país: el aceite de oliva virgen extra, calificada como una de las grasas más saludables del mundo.
Comentarios
tracking