Las patatas puede formar parte de una dieta saludable

Las patatas puede formar parte de una dieta saludableGTRES

Las patatas pueden formar parte de una dieta saludable

Aunque la patata es una hortaliza rica en nutrientes a menudo se señala como un alimento a limitar. De hecho tiene la mala reputación de causar aumento de peso, problemas cardiometabólicos y un mayor riesgo de diabetes tipo 2 y, a menudo, se encuentran en una lista de alimentos que se deben evitar, especialmente para las personas con resistencia a la insulina. Sin embargo, dos estudios recientes echan por tierra argumentos no siempre justificados.
Por un lado, un estudio de investigadores de la Universidad de Boston y publicado en el Journal of Nutritional Science examinó la influencia de las patatas como parte de la dieta general y los patrones de estilo de vida en el riesgo de enfermedades cardiometabólicas sin encontrar cambios en los factores de riesgo cardiometabólico asociados con la ingesta de patatas fritas o no fritas.
«En este estudio, observamos los efectos de un mayor consumo de patatas sobre la presión arterial, los lípidos y la glucosa y descubrimos que después de tener en cuenta otros factores dietéticos y de estilo de vida, no hubo un mayor riesgo de trastornos cardiometabólicos asociados con el consumo de patatas». dijo la investigadora principal del estudio, Lynn L. Moore, DSc, MPH, profesora asociada de Medicina en la Facultad de Medicina Chobanian & Avedisian de la Universidad de Boston. «De hecho, descubrimos que aquellos en la categoría de mayor consumo de patatas consumieron un 25% más de frutas y verduras en total que aquellos en el grupo de menor consumo de patatas. Como resultado, estos participantes que tomaron más patatas tenían más probabilidades de cumplir con las recomendaciones de las Guías Alimentarias».

Sabemos que las patatas son ricas en potasio, magnesio y fibra dietética, todo lo cual puede proteger contra ataques cardíacos y accidentes cerebrovascularesLynn L. Moore

Los hallazgos del grupo de investigación de Moore no observaron asociación entre consumir patatas con la diabetes tipo 2 (T2DM), glucosa en ayunas alterada (IFG), hipertensión, y dislipidemia en una gran población de adultos caucásicos sanos. «Sabemos que las patatas son ricas en potasio, magnesio y fibra dietética, todo lo cual puede proteger contra ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares que son consecuencia de niveles elevados de riesgo cardiometabólico», explicó Moore. «De hecho, las patatas son una de las fuentes más importantes de potasio en la dieta».
Sin embargo, los efectos del consumo de patatas fritas parecen verse modificados por otros factores de la dieta y el estilo de vida. Por ejemplo, aquellos con un mayor consumo de papas fritas y un menor consumo de carne roja tenían un 26 % menos de riesgo de niveles elevados de triglicéridos. Además, los adultos más activos físicamente que consumían niveles más altos de patatas fritas tenían un riesgo 25 % menor de desarrollar diabetes tipo 2. «Estos hallazgos subrayan la importancia de la dieta y el estilo de vida en general cuando se trata del riesgo de enfermedad cardiometabólica», agregó Moore. «Los mensajes de salud pública que señalan a las patatas, e incluso las fritas, no están respaldados por esta evidencia».

Perder peso comiendo patatas

Un segundo estudio del Pennington Biomedical Research Center y publicado en el Journal of Medicinal Food, corrobora el trabajo anterior y señala que las patatas en realidad no aumentan el riesgo de diabetes tipo 2, están llenas de nutrientes clave y de beneficios para la salud.
Candida Rebello, PhD, profesora asistente en Pennington Biomedical, se desempeñó como co-investigadora del estudio que examinó cómo una dieta que incluye patatas afecta las medidas clave de salud. Rebello, quien también es dietista, dijo: «Demostramos que, contrariamente a la creencia común, las patatas no tienen un impacto negativo en los niveles de glucosa en la sangre. De hecho, las personas que participaron en nuestro estudio perdieron peso».
«La gente tiende a comer el mismo peso de comida sin importar el contenido calórico para sentirse llena», explicó Rebello. «Al comer alimentos con un peso más pesado que son bajos en calorías, puede reducir fácilmente la cantidad de calorías que consume. El aspecto clave de nuestro estudio es que no redujimos el tamaño de las porciones de las comidas, sino que redujimos su contenido calórico al incluir patatas. La comida de cada participante se adaptó a sus necesidades calóricas personalizadas, pero al reemplazar parte del contenido de carne con patatas, los participantes se sintieron más llenos, más rápidos y, a menudo, ni siquiera terminaron su comida. En efecto, puedes perder peso con poco esfuerzo».
Comentarios
tracking