28 de octubre de 2021

Cuchillo

CuchilloGTRES

La Coruña

El acusado de agredir sexualmente y herir con un cuchillo a su pareja alega que se lesionó de forma accidental

La Fiscalía pide para él 15 años de prisión

Un hombre acusado de agredir sexualmente a su pareja y de herir a la misma con un cuchillo ha negado los hechos y ha alegado que la víctima se lesionó de forma accidental después de ingerir alcohol, durante el juicio celebrado este miércoles en la Audiencia Provincial de A Coruña.
Según recoge el escrito del Ministerio Fiscal, los hechos ocurrieron en la medianoche del 31 de octubre de 2020 en el domicilio del acusado. Tras una discusión entre el hombre y la víctima, esta se marchó del domicilio.
En la calle, el encausado, «guiado del ánimo de atemorizarla y de menoscabar su integridad física», la agarró a la altura del hombro y la empujó, tirándola al suelo. A continuación se colocó encima de ella, le tapó la boca y le dijo «te voy a matar, eres mía o te mato», deslizando un objeto cortante sobre su cuello. Además, «con ánimo libidinoso», le bajó el pantalón a la víctima e introdujo varios dedos en su vagina.
En su declaración, el hombre negó haber abusado sexualmente de su pareja. Sobre el incidente, detalló que «habían bebido alcohol» esa noche, y que la víctima «tenía un problema con la bebida».
Según declaró el encausado, empezaron a discutir y la mujer se fue de casa mientras lo insultaba. El acusado explicó que fue tras la víctima para que volviera a casa ya que llovía, momento en el que la mujer «se resbaló y se cayó».
CELOS
Por su parte, la víctima explicó que la discusión se produjo por un «asunto de celos». La mujer explicó que esto ya había causado alguna discusión en la pareja «sin llegar a este extremo». También señaló que el hombre «estaba bebido» y que ella solo tomó «un par de cervezas».
Según relató, al salir de casa el acusado la agarró y la tiró al suelo. La mujer notó algo en el cuello, pero no fue hasta tiempo después que se dio cuenta de la herida.
La víctima afirmó que la agredió sexualmente y, según expuso, le «tapó la boca» y dijo que le «iba a matar». La mujer huyó del lugar y estuvo pidiendo ayuda sin éxito, hasta que finalmente pudo encontrar una ambulancia.
Por todo ello, la Fiscalía pide para el acusado una pena de 15 años de prisión y la prohibición de aproximarse a la víctima a 400 metros por el tiempo superior en seis años al de la pena de prisión impuesta. 
Además deberá indemnizar a la víctima con 8.000 euros por daños morales y 450 euros por las lesiones causadas.