28 de octubre de 2021

Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS

Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMSDenis Balibouse / AFP

Coronavirus

La OMS critica que las dosis de refuerzo impiden la vacunación de poblaciones de riesgo en países pobres

Burundi, Eritrea y Corea del Norte no han empezado a vacunar aún

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha criticado este miércoles que los países que siguen inoculando dosis de refuerzo ahora «están impidiendo que otros países vacunen a sus poblaciones de mayor riesgo», por lo que ha pedido «cooperación mundial». «La oferta es limitada. Al final, esto es un juego de suma cero», ha señalado.
Así, ha apuntado que el número de muertes semanales reportadas por Covid sigue disminuyendo, destacando que ahora está en el nivel más bajo en casi un año. «Pero sigue siendo un nivel inaceptablemente alto: casi 50.000 muertes a la semana, y la cifra real es seguramente mayor», ha lamentado el director general de la OMS.
En este sentido, ha alertado de que las muertes están disminuyendo en todas las regiones excepto en Europa, «donde varios países se enfrentan a nuevas oleadas de casos y muertes», ha señalado. «Y, por supuesto, las muertes son más altas en los países y poblaciones con menos acceso a las vacunas», ha lamentado.
Así las cosas, Tedros ha recordado que un total de 56 países que fueron excluidos del mercado mundial de vacunas no pudieron alcanzar el objetivo de vacunar al 10 por ciento de su población para finales de septiembre. «Incluso más países corren el riesgo de no alcanzar el objetivo del 40 por ciento a finales de 2021», ha advertido.
En este sentido, ha informado de que tres países no han comenzado a vacunar aún: Burundi, Eritrea y Corea del Norte. «Aproximadamente la mitad de los países restantes tienen problemas de suministro. Tienen un programa de vacunación en marcha, pero no tienen suficiente suministro para acelerar lo suficiente para alcanzar el objetivo», ha asegurado el dirigente del organismo de Naciones Unidas.
«Con una acción agresiva y ambiciosa, la mayoría de estos países todavía pueden alcanzar el objetivo del 40 por ciento a finales de este año, o estar en una clara vía para alcanzarlo», ha concluido.

No hay transparencia

Por su parte, el director ejecutivo de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Bruce Aylward, ha querido dirigirse a los fabricantes. «Está mejorando la distribución a través de COVAX, pero no lo suficiente, porque no hay transparencia absoluta por parte de los fabricantes».
Por otro lado, ha puesto de relieve que la mayor parte de las dosis adicionales se reciben a través de donaciones. En este sentido, ha exigido a las empresas transparencia, saber cuántas dosis están suministrando y cuántas van a distribuirse a través de COVAX o AVAT para que puedan llegar a países de ingresos medios y bajos.
«Quizás no tengan existencias suficientes; en ese caso, el director general de la OMS se personará en los países que hayan concertado contratos, para que liberen mas dosis a través de COVAX, pero no lo podemos hacer si no tenemos transparencia sobre esos datos, y no podemos alcanzar más equidad sin esto», ha remachado.
Por su parte, la científica principal de la OMS, Soumya Swaminathan, considera «alentador» el anuncio de que BioNTech va a establecer lugares de producción en África.