10 de agosto de 2022

Captura de la publicación del Instituto Valenciano de la Juventud en Instagram

Captura de la publicación del Instituto Valenciano de la Juventud en InstagramInstagram

Dirigida a la juventud

Polémica por una campaña del Gobierno valenciano sobre cómo practicar sexo con drogas «sin riesgos»

La oposición tacha a la Generalitat de «irresponsable» y la acusa de «fomentar la drogadicción» entre los jóvenes

Practicar sexo con drogas «sin riesgos» (o con los menos posibles). Con esta premisa, el Gobierno de coalición valenciano ha desatado este martes enfado y estupor a partes iguales entre la oposición a raíz de una campaña de información orientada a los jóvenes para que mantengan lo que se conoce como chemsex –una práctica minoritaria en España que se traduce como 'sexdopaje', o sexo con drogas– de manera «segura».
La lista de recomendaciones, que van de «conocer a la persona que suministre las sustancias» a «establecer límites», se enmarcan dentro de una iniciativa más amplia publicada en las redes sociales del Instituto Valenciano de la Juventud (IVAJ) bajo el lema «Ací hi ha tema» («Aquí hay tema»), que busca promover la educación afectivo-sexual entre la población joven.

Aunque fue lanzada hace un mes, no ha sido hasta este miércoles cuando se ha hecho eco en las redes, primero, y entre los grupos de la oposición, más tarde.
El portavoz de Juventud del Grupo Popular en las Cortes, Juan Carlos Caballero, anunció que solicitará la comparecencia de la vicepresidenta y consejera de Igualdad, Mónica Oltra, para que dé explicaciones por la campaña, y pedirá documentación para conocer, entre otras cuestiones, «cuánto dinero público se destina a fomentar la drogadicción entre los jóvenes».

Falta de control

«Lamentamos esta campaña vomitiva de estigmatización que sufre la juventud por parte de la Generalitat que les señala como irresponsables, imprudentes, drogadictos y libertinos que practican sexo sin control y sin seguridad», señaló Caballero, quien pidió la inmediata retirada de las publicaciones, a través de un comunicado.
A su juicio, «la invitación a la droga para la práctica de sexo no es didáctica ni pedagógica, es simplemente promoción del consumo en lugar de combatirlo y proteger la salud de los jóvenes», por lo que instó a la Generalitat a «divulgar las prácticas seguras y alertar de los riesgos y consecuencias de la práctica del chemsex».
También se pronunció al respecto la portavoz de Vox en la cámara autonómica valenciana, Ana Vega, quien lamentó en la sesión de control al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que «mientras las familias sufren por no llegar a final de mes, la Generalitat Valenciana financia campañas sobre cómo hacer sexo con drogas», recoge Efe.
Algunos de los estupefacientes más comunes en la práctica del chemsex, según el Ministerio de Sanidad, son el GHB/GBL, la mefedrona (y otras catinonas), cocaína, poppers, metanfetamina, ketamina, speed, éxtasis/MDMA o fármacos para favorecer la erección.
Comentarios
tracking