05 de febrero de 2023

El Ministerio de Sanidad ha confirmado este martes 142 casos de orthopoxvirus, por lo que se dan por casos positivos de viruela del mono

Europa Press

Detectados los primeros casos asintomáticos de viruela del mono: tres enfermos de VIH

Un estudio sugiere que el aumento de casos podría estar relacionado con una expansión silenciosa de la enfermedad

Pese a que a finales del mes pasado la Organización Mundial de la Salud (OMS) descartó declarar la emergencia sanitaria por la expansión de casos de viruela del mono, los contagios han seguido subiendo. Según los últimos datos disponibles, nuestro país se sitúa a la cabeza en términos de incidencia, con un total de 2.447 contagios, seguido por el Reino Unido (1.736) y Alemania (1.636). Al contrario de lo que se esperaba, las infecciones siguen aumentando, lo que según un estudio elaborado por el Instituto de Medicina Tropical de Amberes (Bélgica) podría deberse a la existencia de pacientes asintomáticos que transmiten la enfermedad sin ser conscientes de ello.
El trabajo, que no ha sido todavía revisado por pares, ha sido presentado en un seminario telemático organizado por el Centro Europeo para el Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) y la Sociedad Clínica Europea del Sida. Para llevarlo a cabo, los investigadores realizaron pruebas de cribado anorrectal y faríngeo a 224 varones entre el 11 de abril y el 31 de mayo en la clínica de salud sexual asociada al Instituto. De todos ellos, tres resultaron portar la enfermedad de manera asintomática.
Los pacientes tenían entre 30 y 50 años, habían mantenido sexo con otros hombres, no estaban vacunados contra la enfermedad y padecían, además de la viruela del mono, el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).
Pese a los resultados, los expertos piden cautela a la hora de establecer conclusiones. Algunos, como Raúl Rivas, catedrático de Microbiología en la Universidad de Salamanca, creen que es necesario recabar más información acerca de por qué se producen esos casos asintomáticos y sospechan que el hecho de que los pacientes diagnosticados estuvieran tomando tratamientos antivirales para el VIH podría protegerlos frente a la aparición de síntomas. Lo «normal», dicen, es que la viruela provoque afecciones como lesiones cutáneas –el síntoma más común–, y este estudio, de momento, no altera esta constante. Por ello, añaden, los resultados no deberían suponer por ahora un motivo para la alarma.
Pese a todo, la OMS volverá a estudiar el próximo día 21 si declara o no la emergencia internacional por el brote, que se acerca ya a la barrera de los 10.000 casos en todo el mundo.
Comentarios
tracking