31 de enero de 2023

Sergio García Torres, director general de Derechos de los Animales

Sergio García Torres, director general de Derechos de los AnimalesCaptura de Twitter

Ley de Bienestar Animal

El ideólogo de la ley de bienestar animal prometió que dimitiría si los perros de caza quedaban excluidos

La enmienda presentada por el grupo socialista, por la cual los animales que se emplean para la caza quedarán excluidos de la polémica ley de bienestar animal, ha dejado en una posición delicada al director general de Derechos de los Animales, Sergio García Torres.
García Torres, que ingresó en el Ejecutivo de la mano de Pablo Iglesias cuando este fue nombrado vicepresidente tras el acuerdo de coalición entre PSOE y Unidas Podemos, dijo públicamente que esto jamás ocurriría y en caso contrario, él se iría: «Una ley estatal que excluya a los animales de actividad cinegética no va a salir de nuestro departamento. Antes que pase eso, yo digo públicamente que la ley se tumbaría y yo dimito», declaró el Congreso de Derecho de los Animales en el Colegio de Abogados de Madrid.
Si García Torres cumpliera su promesa de dejar el cargo, diría adiós a unos emolumentos de 86.108 euros anuales que conforman su sueldo como director general del citado departamento. En el pasado, fue denunciado por los cazadores por calumnias, tras acusarlos sin pruebas de abandonar masivamente a sus canes.

El PSOE saca de la ley a los perros de caza

El rechazo del mundo rural, en general, y de los cazadores en particular, así como las voces discordantes dentro de su propio partido, como el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, llevaron a Pedro Sánchez a hacer alguna concesión y sacar a los perros de caza de la mencionada ley.
El portavoz del PSOE en el Congreso, Patxi López, anunció que los socialistas presentaban una enmienda para excluir a estos canes de la ley de bienestar animal elaborada por el Ministerio de Asuntos Sociales, en manos de Unidas Podemos.
El PSOE tiene la idea de hacer para ellos una legislación específica, tal y como piden las asociaciones de caza. López aseguró que con tal enmienda pretendían excluir también a los perros pastores, los de rescate y aquellos que trabajan para los servicios de emergencia y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.
Con esta enmienda, aquellos perros que realizan una actividad concreta 'salen' de la mencionada ley impulsada por Unidas Podemos y negociada a cara de perro, quedando únicamente bajo su protección los animales domésticos que viven en domicilio familiar.

Enfado de Unidas Podemos

Los perros de caza han provocado el último 'ladrido' dentro del Gobierno de coalición.

​La portavoz de Podemos, María Teresa Pérez, ha criticado al PSOE por descolgarse con esta enmienda, recordando que la citada norma es fruto del consenso del Gobierno y de la mayoría de la sociedad española.

Se ha preguntado con quién van a pactar los socialistas esta enmienda y si van a volver a tender la mano al PP, algo que le ha vuelto a reprochar: «mantienen absurdamente la esperanza de que el PP actúe en beneficio de nuestro país cuando está demostrado sobradamente que no es así», ha dicho.

Con esta enmienda, los socialistas buscan hacer una legislación específica para los perros de caza, como piden las asociaciones del sector, y también excluir de la ley de Bienestar Animal a todos los perros que se dedican a hacer una actividad concreta y dejar solo a los que son animales domésticos.
Comentarios
tracking