Fundado en 1910

21 de julio de 2024

Un árbol comienza a florecer debido al calor anómalo, que está dejando estampas más próximas a la primavera

Un árbol comienza a florecer debido al calor anómalo, que está dejando estampas más próximas a la primaveraEFE

Las altas temperaturas confunden a las plantas y provocan una floración adelantada

El anticiclón de bloqueo que lleva días afectando a la Península ha dejado récords en los termómetros y provocado el deshielo en las montañas

Las altas temperaturas, inusuales para esta época del año, son las protagonistas absolutas de las últimas semanas en buena parte de la Península Ibérica. Municipios como Ávila, Soria, Teruel, Cuenca y Rota han registrado récords de máximas para un mes de enero, con 20,8 grados en las capitales castellano-leonesas, 23,2 ºC en Cuenca o 24 ºC en Rota.

Unos valores que, aunque hayan descendido estos últimos días, continúan siendo altos y sin visos de que el panorama cambie. Esto ha propiciado, para empezar, un deshielo en las montañas que trae por la calle de la amargura a los amantes del esquí. Toda la nieve que trajeron las borrascas Hipólito, Irene y Juan hace unas semanas se ha fundido consecuencia de las altas temperaturas, dejando estaciones en las que ha crecido el césped.

Mientras que el mes arrancaba con las estaciones del Pirineo cubiertas de blanco, febrero mantiene a duras penas algunas pistas abiertas mientras en los alrededores la nieve brilla por su ausencia y se haya precipitado la floración en las montañas.

Una situación que ha ocurrido en más puntos de España, y es que las plantas están confundidas por este tiempo y creen que es primavera. Un ejemplo son los almendros, que ya han comenzado su floración en Mallorca, Málaga, Granada, Madrid o Canarias, entre otras muchas zonas. Un adelanto de más de 20 días que preocupa a los agricultores. Esto conlleva «un riesgo muy grande», ya que cualquier helada podría afectar al árbol, cayendo la flor y propiciando que no haya cosecha o sea muy escasa.

Desde Ecologistas en Acción denuncian que no solo ocurre con los almendros: «Las malvas y las caléndulas silvestres no han dejado de florecer desde finales de verano. Avellanos, manzanilla, fumaria… llevan días en flor. La cerraja, no solo está en flor, es que lleva días produciendo semillas», exponen desde la organización ambientalista.

Además, califican como «verdadero drama» la repercusión de estas temperaturas en la producción agrícola, a lo que hay que unir la escasez de agua y las plagas, que se disparan al no verse controladas por las heladas y bajas temperaturas que deberían estar produciéndose en estos meses. «Florecer supone un enorme consumo energético, si las heladas de febrero y marzo matan la flor y/o el fruto, el trabajo no habrá servido de nada», avisan.

Se agravan los efectos de la sequía

Tras un año aciago en el campo debido a la escasez de agua, los agricultores creen que estas altas temperaturas agravan los efectos de la sequía en los cultivos. Desde la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Murcia destacan a La Opinión que la poca humedad en las tierras de secano se evapora e impide el normal crecimiento de los cereales y los pastos.

En el caso de los frutales extratempranos, los trabajadores del campo subrayan que el calor ha provocado que su floración vaya muy despareja al crear un estrés por la gran diferencia de temperatura, lo que también conlleva que salgan frutos dobles y triples. Hortalizas y cítricos cuentan ya con una mayor presencia de plagas y enfermedades, como ocurre con limón, que ya sufre la plaga de la araña y de la arroya al verse potenciadas con estas temperaturas.

¿Fin del tiempo seco y cálido en febrero?

De momento, este mes empezará igual que termina el anterior: con temperaturas por encima de lo normal y ambiente seco en todo el país. El anticiclón seguirá instalado en la Península e impedirá que lleguen frentes –como es el caso de Ingunn, una borrasca de gran impacto que afectará al norte de Europa– y que los termómetros se sitúen donde les correspondería en un mes de febrero.

Sin embargo, los meteorólogos empiezan a pronosticar un cambio de tendencia para mediados o finales de mes. Aunque aún quede mucho tiempo, los modelos ya muestran un regreso de las lluvias y un ambiente más frío a medida que vayan avanzando los días. «¿Caerá la breva?», se pregunta el tuitero @carlosweder_, ingeniero y especialista en meteorología.

Comentarios
tracking