Fundado en 1910

24 de julio de 2024

Imagen captada con un dron del embalse de Ulldecona, en Castellón

Imagen captada con un dron del embalse de Ulldecona, en CastellónEFE

La ausencia de lluvias de las últimas semanas hacen descender la reserva hídrica hasta el 50,1 %

El anticiclón de bloqueo ha impedido que las precipitaciones lleguen a España, provocando la disminución de 381 hectómetros cúbicos

Las últimas semanas han estado caracterizadas en prácticamente toda España por las altas temperaturas –inusuales para finales de enero y principios de febrero– y los cielos despejados, con una ausencia casi total de precipitaciones como consecuencia del anticiclón de bloqueo instalado en la Península, que impedía la llegada de borrascas.

Y esta situación se refleja esta semana en la situación de los embalses, que descienden un 0,7 % de su capacidad. La reserva hídrica se mantiene, no obstante, por encima del 50 por ciento, concretamente al 50,1 %, aunque disminuye en 381 hectómetros cúbicos en los últimos siete días.

Según informan desde el Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco), las precipitaciones han sido prácticamente nulas en toda España. La máxima se ha producido en Bilbao (aeropuerto), con 2,6 litros por metro cuadrado.

A pesar de que la reserva total se encuentre todavía por encima del 50 %, la situación es muy desigual en función de las cuencas hidrográficas. Contrasta la situación del Cantábrico Oriental, al 84,9 % de su capacidad, con la de las cuencas internas de Cataluña, que se encuentran al 15, 7 %.

La reserva por ámbitos es la siguiente: Cantábrico Oriental se encuentra al 84,9 %, Cantábrico Occidental al 77,3 %, Miño-Sil al 78,1 %, Galicia Costa al 83 %, Cuencas internas del País Vasco al 81 %, Duero al 66,5 %, Tajo al 67,9 %, Guadiana al 33 %, Tinto, Odiel y Piedras al 70,7 %, Guadalete-Barbate al 14,6 %, Guadalquivir al 21,4 %, Cuenca Mediterránea Andaluza al 18,2 %, Segura al 18,1 %, Júcar al 48,4 %, Ebro al 63,7 % y Cuencas internas de Cataluña al 15,7 %.

Los embalses acumulan 495 hectómetros cúbicos menos que hace un año y 4.382 hectómetros cúbicos menos que la media de los últimos diez años. Las cuencas en peor estado siguen siendo las de Guadalete-Barbate (14,6 %), cuencas internas de Cataluña (15,7 %) y Segura (18,1 %). Las del norte de la península son las que más agua acumulan con la cuenca del Cantábrico Oriental (84,9 %), Galicia Costa (83 %), cuencas internas del País Vasco (81 %).

Los datos más preocupantes continúan llegando, una semana más, de las comunidades catalana y andaluza. En la primera ya han decretado la emergencia y este mismo lunes se anunciaba que dos barcos diarios de agua desalada procedente de la planta de Sagunto nutrirán a Cataluña para intentar paliar la sequía.

Una estrategia que replicarán desde Andalucía trayendo agua desde la desalinizadora de Cartagena, y es que las cuencas de la comunidad también se encuentran en una situación crítica, con la de Guadalete-Barbate por debajo del 15 %, la del Guadalquivir al 21,4 % y las mediterráneas andaluzas apenas por encima del 18 %.

Comentarios
tracking