Fundado en 1910

21 de julio de 2024

Imagen de la meseta antártica

Imagen de la meseta antártica orientalEFE

Este es el lugar más frío del mundo, donde se registran hasta -98 ºC

La nieve que cae nunca se derrite y el albedo es muy alto, lo que hace que su noche sea extremadamente gélida y agitada por vientos catabáticos

La Tierra es un planeta cuyas temperaturas y condiciones ha hecho posible que a lo largo de miles de millones de años se haya desarrollado vida compleja e inteligente, lo que lo convierte en un lugar muy especial, y hasta ahora único según lo que sabemos, en el universo. Pese a todo, en algunas zonas predominan los climas extremos con valores insoportables.

Si el desierto de Lut, en Irán, es el enclave donde se ha registrado la temperatura más alta (70 °C), en el punto opuesto se encuentra la meseta antártica oriental, que en julio de 2018 registró -98,6 °C, marca que sigue ostentando el récord actual.

En esta meseta de entre 1.500 y 3.000 metros sobre el nivel del mar, explica un artículo de Eltiempo.es, el clima es muy seco y los frentes llegan raramente. Por esta razón, la nieve que cae nunca se derrite y el albedo (porcentaje de radiación luminosa que refleja una superficie) es muy alto, lo que hace que su noche sea extremadamente gélida y agitada por vientos catabáticos (los cuales soplan desde zonas elevadas hacia otras más bajas).

Un estudio publicado en Geophysical Research Letter analizó datos de entre 2014 y 2016 con información recogida por diversos satélites y descubrió que las bajas temperaturas registradas se debieron a las condiciones despejadas y el aire extremadamente seco, ya que la humedad puede atrapar el calor en el aire. Si ambas condiciones prosiguen durante varios días, la temperatura es capaz de descender a -98 °C, como fue el caso.

Esta es, según Ted Scambos, investigador científico del Centro Nacional de Datos sobre Nieve y Hielo de la Universidad de Colorado-Boulder, en Estados Unidos, y autor del estudio, el mayor frío que puede hacer sobre la superficie terrestre.

En lo que respecta a lugares habitados con las temperaturas más bajas, el más frío es Oymyakon, en el este de Siberia, que llega a valores de -50 °C en invierno. El récord fue en 1924, cuando el termómetro marcó -71,2 °C.

También en Siberia, la ciudad de Yakutsk (250.000 habitantes) registró en 2023 -62,2 °C. Está a 450 kilómetros del Círculo Polar Ártico y es también la mayor ciudad construida sobre suelo permanentemente helado.

Durante el invierno, en la ciudad se forma una niebla gélida formada porque el aire caliente de la gente, los coches y las casas no puede ascender.

Comentarios
tracking