23 de mayo de 2022

España es uno de los tres países de Europa con peores números de carga eléctrica pública

España es uno de los tres países de Europa con peores números de carga eléctrica públicad

Malos datos

España necesita una red de carga eléctrica pública

El vehículo eléctrico no acaba de irrumpir en el mercado de ventas porque no hay puntos suficientes para recargar los coches 

El vehículo eléctrico es el futuro y si no es ya el presente es porque los posibles compradores no lo ven claro. Gastar dinero en un eléctrico lo mismo que por uno de combustible, pero con puntos de carga residuales por toda España, no es una buena inversión. Afloran los cargadores domésticos y los de los centros comerciales. Pero eso no esconde que España sea el tercer país a la cola de electrocargadores. 
Europa ha  fijado 2035 como el último año donde se venderán motores térmicos y ha obligado a las principales capitales a reducir sus niveles de contaminación. La pinza perfecta para explorar el mercado de la carga eléctrica e invertir dinero público.  
Las compañías se mueven para remover la conciencia de las administraciones públicas. Los tres fabricantes de vehículos comerciales, grupo Volvo, Daimler Truck y grupo Traton han firmado un acuerdo para crear una empresa conjunta para operar e instalar una red de carga pública de alto rendimiento para camiones y vehículos pesados eléctricos de larga distancia en toda Europa.

Esta puesta en marcha es una llamada de atención a todos los demás agentes del sector, así como a los gobiernos y responsables políticosVolvo, Daimler Truck y Traton

Está previsto que la empresa conjunta, que será propiedad de las tres partes a partes iguales, comience a funcionar en 2022, una vez que se hayan completado todos los procesos de aprobación reglamentaria.
Las partes se comprometen a invertir 500 millones de euros, lo que supone la mayor inversión en infraestructura de recarga en el sector europeo de camiones pesados hasta la fecha.
El plan es instalar y operar al menos 1.700 puntos de recarga de energía verde de alto rendimiento en las carreteras y cerca de ellas, así como en los puntos de logística y de destino, en los cinco años siguientes a la creación de la empresa, que operará con su propia identidad corporativa y tendrá su sede en Ámsterdam (Países Bajos).

Necesidad «urgente»

La acción conjunta de Volvo, Daimler Truck y Traton aborda la necesidad «urgente» de una red de carga de alto rendimiento para apoyar a los operadores de camiones en su transición hacia soluciones de transporte neutras en dióxido de carbono (CO2), especialmente en el transporte pesado de larga distancia.
La red de recarga de las tres partes estará abierta y será accesible a todos los vehículos comerciales de Europa, independientemente de la marca.
«Esta puesta en marcha es una llamada de atención a todos los demás agentes del sector, así como a los gobiernos y responsables políticos, para que colaboren en la rápida expansión de la red de recarga necesaria para poder contribuir a alcanzar los objetivos climáticos», explican las compañías.
Comentarios
tracking