31 de enero de 2023

Los SMS tienen una segunda vida gracias a los profesionales

Los SMS tienen una segunda vida gracias a los profesionales

1992-2022

El SMS cumple 30 años a la sombra de WhatsApp

El Servicio de Mensajes Simples, más conocido como SMS (Short Message Services, por sus siglas en inglés), cumple este sábado 30 años relegado al plano profesional tras la caída de su uso entre los usuarios por la irrupción de las aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp.
Tan solo fueron dos palabras y 15 caracteres, pero cambiaron la forma de comunicar. «Merry Christmas» fue el escueto contenido que el ingeniero Neil Papworth envió desde su ordenador al teléfono móvil Orbitel 901 del ejecutivo de Vodafone Richard Jarvis a través de esta red de terminales de la compañía el 3 de diciembre de 1992, hace ahora 30 años.

Primer SMS

Quedaban más de 20 días para la Navidad cuando Papworth felicitó al ejecutivo de Vodafone a través del que fue el primer SMS de la historia, sin saber entonces que establecería una tradición, ya que los picos de envío de mensajes durante las fiestas se repiten hoy en día.
El servicio como tal había sido ideado por el ingeniero finlandés Matti Makkonen, quien en 1984 tuvo la idea de crear un sistema de mensajería para redes móviles en un momento en el que varios países trabajaban en la creación del sistema global para las comunicaciones móviles (GSM), según Orange.
No obstante, no fue hasta 1999, siete años después del primer SMS, cuando los operadores lanzaron comercialmente este servicio, según Vodafone.
Los SMS vivieron entonces su época dorada hasta el punto de que dio paso a la creación de un nuevo lenguaje entre los jóvenes, que adaptaron las palabras para no superar el límite de caracteres, fijado en 160.

Esplendor en 2007

En enero de 2005, el primer trimestre en el que la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) comenzó a recopilar datos, se enviaron 3.240,6 millones de SMS en España, cifra que siguió creciendo hasta los 3.879,1 millones del segundo trimestre de 2007, cuando se contabilizó el máximo.
Sin embargo, la irrupción de aplicaciones de mensajería gratuitas como BlackBerry Messenger o WhatsApp hizo que su popularidad entre los usuarios descendiera considerablemente.
De hecho, los envíos de SMS en España alcanzaron su suelo en el primer trimestre de 2016, cuando cayeron hasta los 372,89 millones.

Segunda vida

En la actualidad, los SMS viven una segunda vida después de que en 2021 consiguieran volver a los niveles anteriores a 2012, cuando se extendió el uso generalizado de WhatsApp, gracias al incremento de SMS profesionales (A2P).
Este tipo de mensajes, que la CNMC comenzó a contabilizar en 2016, son los que utilizan las empresas, instituciones y administraciones públicas para usos como citas, avisos de envíos o dobles verificaciones, entre otros.
En concreto, en España se enviaron 6.404 millones de mensajes en 2021, un 5,6 % más que en 2012, de los que los tipo A2P representaron más del 80 % del total.
En el caso del segundo trimestre de 2022, se enviaron 1.626,43 millones de SMS, una cifra ligeramente superior a la alcanzada en el mismo periodo de 2012.

Nuevo negocio

El resurgir de los envíos de SMS no se han visto traducidos en los ingresos de los grandes operadores de telecomunicaciones, según los datos que contabiliza la CNMC.
Antes de que se popularizara WhatsApp, en el año 2011, las compañías de telecomunicaciones facturaron 1.129,88 millones por el envío de SMS y la cifra continuó subiendo hasta los 1.743.02 millones de 2007, cuando se registró la cuota más alta.
Sin embargo, los ingresos por SMS de las compañías en 2021 se situaron en los 221,19 millones, de los que el 70 % correspondían al servicio A2P.
Se trata, además, de un servicio muy residual para las telecos en España, ya que los ingresos por SMS tan solo supusieron el 0,6 % de su facturación total conjunta en 2021, que alcanzó los 34.392 millones.
Los SMS tienen una segunda vida gracias a los profesionales cuando se cumplen 30 años de vida de un mensaje que la operadora Vodafone subastó en 2021 como código digital por 107.000 euros, según informó la casa de ventas Aguttes.

Temas

Comentarios
tracking