24 de enero de 2022

Los usuarios que no disponen de Apple muestran sus mensajes en verde

Los usuarios que no disponen de Apple muestran sus mensajes en verdeC.R.

SMS

La guerra de Google contra el iMessage de Apple

Desde Android cargan contra la compañía californiana por no incluir el protocolo RCS y seguir utilizando iMessage
Apple se encuentra en medio de otra batalla. La compañía de Cupertino (California) ha visto cómo desde Android atacan a su sistema de mensajería iMessage y le acusan de hacer presión e intimidación con sus colores en los textos que escriben los usuarios que no utilizan Apple.
Para entender esta guerra de los mensajes hay que remontarse casi al primer iPhone que vio la luz. Apple puso la semilla de esta guerra sin que nadie reparara en ello. En la aplicación de SMS implantaron su propio sistema de mensajería gratuita, iMessage. Todo estaba integrado y apenas había diferencia. Apenas, porque el color de los mensajes es la clave en toda esta guerra desatada con Android y contra WhatsApp.

170 millones de motivos

El sistema de mensajes de Apple es gratis entre dispositivos de la compañía. Doble win para los de Steve Jobs. Gratis y, sobre todo, entre dispositivos, es decir, los mensajes llegan al iPhone, al iPad o al Apple Watch indistintamente. Si a esa ecuación le añadimos un país de 300 millones de habitantes donde el uso de un iPhone supera los 170 millones de usuarios, tenemos un panorama muy favorable para que Apple tenga motivos para seguir con su sistema de mensajería propia.
Hiroshi Lockheimer es vicepresidente senior de Android y es la persona que ha roto la baraja públicamente contra la compañía de la manzana y su iMessage. Lockheimer comentó en su Twitter que «usar la presión de grupo y la intimidación como una forma de vender productos es falso para una empresa que tiene la humanidad y la equidad como parte central de su comercialización» y abogó por utilizar estándares.
Pero va más allá en sus críticas: «No le estamos pidiendo a Apple que haga que iMessage esté disponible en Android. Le pedimos a Apple que admita el estándar de la industria para la mensajería moderna (RCS) en iMessage, al igual que admiten los estándares anteriores de SMS/MMS».
Aquí es dónde se ve el daño que iMessage hace a Android y a WhatsApp en Estados Unidos. Ser verde entre los adolescentes norteamericanos no es buena señal. Si en los sistemas de mensajería aparece una burbuja verde es que alguien de ese grupo utiliza un móvil Android y eso le hace perder estatus y pone en peligro la economía del resto porque, es posible, que escribirle mensajes cueste dinero.
De ahí la «presión de grupo y la intimidación» a la que hace referencia Lockheimer. En realidad, lo que piden desde Android es que Apple se una al estándar RCS. Un protocolo que pusieron en marcha las operadoras en 2007 y que han ido implementando a lo largo de estos años, pero sin el respaldo de Apple. Se trata de un sistema de comunicación enriquecido que se integra en todos los sistemas móviles donde antes se utilizaba el SMS, pero sin necesidad de aplicaciones. Hay muchas definiciones para entender este protocolo. Hay quien lo llama el nuevo WhatsApp de los SMS y hay quien asegura que es lo mismo que iMessage, pero para todas las marcas de móviles y operadoras.
Mientras que Google no se decide a lanzar RCS, Apple sigue sumando adeptos a su chat propio y señalando a quienes no tienen un dispositivo de su marca. 
tracking