Fundado en 1910

02 de marzo de 2024

El PSOE matiza que este dinero digital público no conllevaría ni la nacionalización del sistema bancario ni la estatalización del crédito

El BCE será el encargado de aprobar el euro digitalEuropa Press

Oficial

Así será el euro digital que controlará el dinero en Europa

Se podrá vincular el monedero digital a la cuenta bancaria

El BCE ha dado otro paso más para imponer el dinero digital de curso legal, oficial y controlado en Europa. El objetivo no es más que cambiar euros por euros digitales y tener controlado el flujo de dinero de 300 millones de personas.
La Comisión Europea ha presentado su propuesta para el marco legal de un posible euro digital del Banco Central Europeo que sea complementario al efectivo. La novedad que calma las aguas de los críticos es que incluirá límites a las cantidades que los clientes puedan poseer para evitar una salida sustancial de depósitos de los bancos.
Pero el BCE no se cierra las puertas a ser un gran hermano económico y permitirá a los usuarios que deseen pagar más del límite establecido vincular el monedero digital a su cuenta bancaria.

Efectivo y digital

El paquete incluye dos conjuntos de medidas que se apoyan para garantizar que las personas tengan ambas opciones de pago, en efectivo y digital, cuando quieran pagar con dinero del banco central: una propuesta legislativa que establece el marco jurídico de una posible moneda digital y otra sobre el curso legal del efectivo en euros.
Los encargados de presentar el paquete, el vicepresidente económico, Valdis Dombrovskis, y el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, han destacado la necesidad de la UE de adaptarse a los nuevos tiempos en medio de una transición digital que se ha acelerado debido a la irrupción de la pandemia de Covid-19, que disparó los pagos electrónicos.
La propuesta ofrece a los ciudadanos y las empresas una opción adicional que les permita pagar digitalmente con una forma de dinero público ampliamente aceptada, «barata, segura y resistente» en la zona del euro que complemente a las soluciones privadas como Paypal o Bizum. Hay que recordar que el BCE también intenta dominar los envíos de dinero con un Bizum europeo al que la banca española se ha negado.

Eurozona

Aunque la propuesta de Bruselas, una vez adoptada por el Parlamento Europeo y el Consejo, establecerá el marco jurídico para el euro digital, corresponderá en última instancia al Banco Central Europeo decidir si emite el euro digital y cuándo lo hace.
Al igual que el efectivo, se prevé que el euro digital pueda usarse con los medios de pago privados nacionales e internacionales habituales, como tarjetas o aplicaciones de pago.
Funcionará como un monedero digital que permitirá a las empresas pagar con el euro digital en cualquier momento y lugar de la eurozona y eso se extiende a los sueldos de los trabajadores.
Además, la idea es que esté disponible para pagos tanto online como offline, es decir, que los pagos podrán realizarse de dispositivo a dispositivo sin conexión a internet, desde una zona remota o un aparcamiento subterráneo.
Los organismos aseguran que el euro digital permitirá a los usuarios efectuar pagos digitales revelando menos datos personales que en la actualidad cuando pagan con tarjeta, igual que cuando pagan en efectivo, y los mismos que cajeros automáticos. Es contradictorio que se ponga en marcha un método de pago y que se intente argumentar que no estará tan controlado como el pago por tarjetas, incluso que se ponga a la altura del dinero en efectivo cuando la diferencia es notable.
Los bancos y otros proveedores de servicios de pago de la UE distribuirán el euro digital a particulares y empresas y para fomentar la inclusión financiera, las personas que no tengan cuenta bancaria podrán abrir y mantener una cuenta en una oficina de correos o en otra entidad pública, como un ayuntamiento.
Por su lado, los comercios de toda la zona del euro estarán obligados a aceptar el euro digital, salvo los más pequeños que decidan no aceptar pagos digitales, ya que Bruselas reconoce que el coste de crear una nueva infraestructura para aceptar pagos en euros digitales sería «desproporcionado».

Cajeros automáticos

El efectivo en euros tiene «curso legal» en la eurozona y, aunque su aceptación es «alta», han surgido problemas en varios sectores y Estados miembro, al tiempo algunas personas tienen dificultades para acceder al efectivo, como consecuencia del cierre de cajeros automáticos y sucursales bancarias.
La propuesta tiene por objeto salvaguardar la aceptación continuada y generalizada del efectivo en toda la zona del euro y garantizar que los ciudadanos tengan acceso a él para poder pagar con billetes y monedas si así lo desean. No le quedaba otra al BCE de sacar la cara por el efectivo aunque la economía sumergida sea un problema en muchos países. El hecho de acabar con el dinero físico podría traer consecuencias nefastas para muchos países que no tienen capacidad de acceder a la tecnología de este nivel.

Libertad

De acuerdo al texto, los Estados miembro deberán garantizar la aceptación generalizada de los pagos en efectivo, así como un acceso suficiente al efectivo y supervisar e informar sobre la situación y adoptar medidas para resolver los problemas detectados, mientras que la Comisión podrá intervenir para especificar medidas en caso necesario.
La propuesta garantizará también que todos los ciudadanos de la zona del euro sean libres de elegir su método de pago preferido y tengan acceso a los servicios básicos y garantizará la inclusión financiera de los grupos vulnerables que tienden a depender más de los pagos en efectivo, como es el caso de las personas mayores.
Comentarios
tracking