18 de agosto de 2022

Robledo de Chavela: la fundamental contribución española a las misiones de la NASA

Una de las antenas de la fundamental contribución española a las misiones de la NASAMiguel Pérez

Robledo de Chavela: acento español para las misiones de la NASA

Visitamos la Estación de Robledo de Chavela, perteneciente a la Red del Espacio Profundo de la agencia espacial

A poco más de sesenta kilómetros de la capital, a medio camino entre la sierra de Guadarrama y la de Gredos, unas gigantes antenas se imponen en la Estación de Robledo de Chavela, perteneciente a la Red del Espacio Profundo de la NASA en España que resulta fundamental para las misiones de la agencia espacial.
Y es que los datos del Hubble o las en Marte hablan español, al menos durante unas horas al día. Se trata de una de las tres bases que tiene la NASA para gestionar las telecomunicaciones de sus misiones, las otras están en el desierto del Mojave (California) y Canberra.
Cómo acabó esta base aquí es fruto del capricho del destino. Por la geometría de la Tierra, se necesitan al menos tres estaciones separadas por 120 grados en longitud para poder recibir en todo momento las comunicaciones de las distintas misiones. Dado que ya tenían una en California, pensaron en Australia como opción para construir la segunda. La tercera tenía que estar entonces en Europa.
«Al principio les cuadraba Canarias, y por eso montan en los sesenta el Centro Espacial de Canarias», comenta Moisés Fernández, director del complejo. «Según avanzaban en los distintos programas, los gobiernos de España y Estados Unidos acaban firmando un acuerdo por que el que se establece la estación de Robledo y la construcción de la primera antena, la DSS-61, que se estrenó con la sonda Mariner 4 que envió las primeras imágenes de Marte».
Fernández, general de División retirado, explica que a las siete de la mañana los ingenieros españoles toman el relevo de Canberra y, hasta las cuatro, son los responsables no solo de las antenas de Robledo de Chavela, sino la de toda la red mundial. Luego pasan el testigo a California en un bucle que tiene que estar cubierto las 24 horas y los 365 días del año.
Con una antena de 70 metros –mayor que la arena de la Plaza de las Ventas– y otras cinco de nueva generación, el de España es el centro con más antenas operativas. No es para menos, ya que deben asegurarse de conocer exactamente dónde está cada satélite en todo momento, además de transmitir los telecomandos y recibir la información. Y además está el mantenimiento.
«Artemis –la misión de la NASA que quiere volver a llevar al hombre a la Luna en 2024– nos va a posicionar hacia otro salto cualitativo. Con las misiones tripuladas, las necesidades de seguridad serán mayores y eso nos lleva a punto crucial», comenta el director de la estación.
Para ello, Fernández cuenta con una plantilla de 90 personas –todos españoles– entre los que se encuentra un importante número de operadores e ingenieros mecánicos. «Este personal tiene que estar muy cualificado, con un entrenamiento continuado para poder estar a un nivel de excelencia que le permita estar al día en las nuevas misiones. Somos tan importantes y tan interdependientes como las otras dos estaciones y el nivel de nuestro personal es capaz de ofrecer soluciones como cualquiera», añade.
Moisés Fernández, director de la Estación Espacial de Robledo de Chavela, durante la entrevista en su despacho.

Moisés Fernández, director de la Estación Espacial de Robledo de Chavela, durante la entrevista en su despachoMiguel Pérez Sánchez

Auge de las misiones comerciales

El aumento desmedido en los últimos años de misiones espaciales comerciales ha provocado cierta «saturación», aunque también ha abierto puertas a nuevos objetivos: «Ya se están planeando misiones comerciales con objetivos para la obtención de metales».
«Ahora puede sonar a ciencia ficción, pero ya hemos tenido aproximaciones con empresas interesadas que necesitarán comunicaciones. Para finales de esta década o la siguiente será otro mundo», revela.

La Agencia Espacial Española

«Ya era hora», comenta Fernández sobre la creación de la Agencia Espacial Española. Este general de División retirado explica que actualmente las herramientas que utiliza España están distribuidas a nivel presupuestario «en cinco o seis ministerios» y convendría cierta centralización.
También la guerra en Ucrania ha puesto de manifiesto la necesidad de tener «control efectivo», no solo del entorno terrestre sino también del aéreo. «Tenemos que empezar a pensar ya en políticas a medio y largo plazo», concluye.
Comentarios
tracking