Fundado en 1910

23 de abril de 2024

Exoplanetas

ExoplanetasDeviantArt/netshkie

El misterio de los planetas que están haciéndose cada vez más pequeños

Las teorías apuntan a un encogimiento causado por radiación

Desde que el primer exoplaneta fuera descubierto a mediados de los años 90, son más de 5.000 los cuerpos detectados fuera de nuestro sistema solar a través de una amplia red de telescopios y observatorios espaciales.
Aunque la mayor parte de ellos son gigantes gaseosos como Júpiter, también existen planetas rocosos o «súper burbujas» con la densidad del algodón de azúcar.
Sin embargo, hay algo que desconcierta a los científicos: su tamaño. Muchos de los planetas hasta ahora encontrados se catalogan como 'súper Tierras' (con un diámetro de hasta 1,6 veces el de nuestro planeta) y 'sub Neptunos' (entre 2 y 4 veces). Pero hay un hueco que llama la atención: ¿dónde están los planetas que miden entre 1,6 y 2 veces el tamaño del nuestro?
Este misterio ha suscitado una investigación, que se publica en la revista The Astronomical Journal, para tratar de averiguar las causas. «Los científicos de exoplanetas tienen ahora los datos suficientes para decir que esta brecha no es una casualidad. Está ocurriendo algo que impide que los planetas alcancen y/o mantengan este tamaño», dice Jessie Christiansen, astrofísica del Instituto de Tecnología de California (Caltech) y líder científica de Exoplanetas de la NASA.
Los científicos han manejado dos teorías, ambas basadas en una reacción que provocaría que los 'sub Neptunos' perdiesen sus atmósferas y, en consecuencia, se encogieran hasta llegar al tamaño de una 'súper Tierra’'.

Hipótesis

El primero de los procesos, llamado «pérdida de masa impulsada por el núcleo», se produce por la emisión de radiación desde el núcleo de un planeta, lo que ejerce una presión sobre la atmósfera y deriva en que, con el paso del tiempo, acabe por alejarse.
Por su parte, el segundo fenómeno, llamado «fotoevaporación», provoca que la atmósfera del planeta se disipe por la radiación de su estrella anfitriona.
Las diferencias temporales varían: mientras que la fotoevaporación ocurre a los 100 millones de años del nacimiento de un planeta, la pérdida de masa impulsada por el núcleo lo hace al cabo de mil millones de años.
«Trabajos recientes sugieren una secuencia de pérdida masiva en curso en la que operan ambos procesos», escribió Christiansen en X.
Sin embargo, añade la autora, su trabajo es aún inconcluso, especialmente por el hecho de que nuestra comprensión sobre los exoplanetas es aún pequeña y queda mucho por saber sobre ellos.

Temas

Comentarios
tracking