24 de enero de 2022

Dolores Vázquez, durante el juicio juicio por el asesinato de Rocío Wanninkhof

Dolores Vázquez, durante el juicio juicio por el asesinato de Rocío WanninkhofEFE

Televisión

Tony Jurado, el novio de Rocío Wanninkhof, habla sobre la desaparición de la que fuera su novia

Ocurrió hace más de 20 años cuando él era menor de edad y asegura haber estado a punto de auto inculparse
La tarde del 9 de octubre de 1999 Rocío Wanninkhof, de 19 años, visitó a su novio, Antonio José Jurado, en su domicilio en La Cala de Mijas y hacia las 21:30 salió sola, camino de su casa a una distancia de unos 500 m con intención de ducharse y volver a ver a su novio en la feria de Fuengirola. Tras este hecho desaparece y se le pierde la pista. Después de más de quince días de búsqueda apareció el cadáver de Rocío y el primer acusado fue su novio.
El documental sobre el caso de Rocío Wanninkhof ha removido sentimientos a más de uno, en especial a Tony Jurado, el que fuera novio de la chica cuando desapareció. Actualmente vive en Finlandia con su mujer y sus hijos, pero asegura que hace 20 años, cuando fue el primer acusado pensó que nunca lo contaría. Jurado ha regresado a España para sentarse en el plató del programa de televisión Sálvame y contar cómo vivió la tragedia.
Rocío  Wanninkhof

Rocío WanninkhofEl Debate

«A la comisaría entró un niño, pero salió otra cosa», recuerda en el programa de Telecinco cuando le arrestaron por la desaparición de la joven. Ese día fue el último en verla y todas las sospechas le señalaron a él. «Tanto la familia como la Policía volcaron sus sospechas en mí», confiesa. Ha aprovechado su paso por el programa para denunciar las agresiones que vivió por parte de los agentes tras su detención «Yo sufrí maltrato por parte de la Guardia Civil. Me tiraron de las orejas, chocaron mi cabeza contra la mesa...».
Al no encontrar pruebas contra él fue puesto en libertad y sin cargos y el foco de la investigación se centró en Dolores Vázquez, antigua pareja de la madre de Rocío y quien mantenía una estrecha relación con la fallecida. «A mí Rocío nunca me habló de Dolores. Yo no sabía quién era ella, no la conocía físicamente. La primera vez que escuché sobre ella fue cuando la Guardia Civil me dijo que había otra sospechosa. Cuando la detuvieron, sentí un alivio tremendo», admite.
Jurado asegura que no le guarda rencor a Alicia Hornos, madre de Rocío, pero admite que sintió tal presión y que estuvo a punto de auto inculparse de la muerte de la que fuera su pareja. Con los años se demostró que ni Tony Jurado ni Dolores Vázquez tenían que ver con la muerte de la fallecida, pero la mala gestión por parte de los investigadores les hizo a ambos pasar la peor pesadilla de sus vidas de la que nunca se olvidarán. «Era un niño, ahora veo que aquello fue un circo desde el que daba órdenes hasta el último, a la vista está, para mí fue una chapuza», concluye. 
tracking