13 de agosto de 2022

Azmeri Haque Badhon, actriz galardonada

Azmeri Haque Badhon, actriz galardonadaCinema Jove

Cine

El largometraje bengalí 'Rehana' y la actriz Azmeri Haque Badhon, galardonados en el Cinema Jove de Valencia

Rehana se lleva el máximo galardón en la 37ª edición del certamen

La 37ª edición del festival de cine internacional Cinema Jove ha concluido este fin de semana tras una intensa semana de proyecciones, coloquios, mesas redondas y otras actividades dedicadas a la obra de los jóvenes profesionales del sector audiovisual que se han ido celebrando del 24 de junio hasta al 2 de julio. Un festival que ha contado con voces jóvenes como protagonistas, nuevas generaciones de cineastas que están dando mucho de qué hablar.
El festival comenzó con algunas actividades previas a la gala inaugural como el preestreno de Llenos de gracia, la última película que Carmen Machi ha protagonizado. Junto a las secciones oficiales del festival (largometrajes, cortometrajes y webseries), el festival contó con mesas redondas en las que participaron profesionales de distintos sectores de la comunicación, como Rebecca Windsor o Eugenio Viñas, y la celebración de diversos ciclos de películas en las que se pudo visionar Diamantes en bruto, High School, las míticas películas de instituto, Los Dioses del Anime y La joven Varda. También se homenajeó a la directora francesa Mia Hansen-Løve, galardonada en esta edición con el Premio Lluna de València.
Durante los nueve días que se desarrolló el festival, personas de todas las edades participaron en las numerosas actividades animándoles a formar parte activa de Cinema Jove a través de iniciativas como el voto popular, tras la proyección de los largometrajes, cortos o webseries, los espectadores podían votar desde sus móviles a sus favoritas de cada categoría. Junto a estas actividades, uno de los eventos más destacados fue el Encuentro Audiovisual de Jóvenes con el que se pretende incentivar la creación audiovisual a nivel nacional, desde edades tempranas hasta jóvenes; así como el concierto protagonizado por el compositor francés Olivier Arson, nombre estrechamente vinculado al del director Rodrigo Sorogoyen, cuyo programa combinó piezas electrónicas con las obras sinfónicas.

Un palmarés internacional

La 37ª edición del festival de Cinema Jove de Valencia ha destacado en la sección de webseries, la creación dirigida por Mélanie Charbonneau, Je ne suis pas un robot, que se alzó con el Luna de Valencia. Según el jurado, compuesto por Rebecca Windsor, Adjani Salmon y Elodie Mellado, «combina thriller y la comedia más negra para ofrecer un relato inquietante y misterioso». También fueron reconocidas Esto no es un hotel, con el premio del público y Wipe me away, premiada por el jurado joven, además, las webseries Hacked, Lockdown y The gambler recibieron menciones honoríficas en otras categorías.
En la sección de cortometrajes, Sierra, del estonio Sander Joon, se impuso con el máximo reconocimiento, aunque Le voisin de Lou recibió una mención del jurado. Asimismo, también fueron destacadas Les Huîtres, reconocida tanto por el voto popular como por el voto del jurado joven y Sierra, de una «rabiosa originalidad», en palabras del jurado -Michael Omonua, Agnès Patron y Alberto Evangelio- que está protagonizada por un niño que se convierte accidentalmente en un neumático de coche. Una producción sorprendente que «habla de los vínculos familiares desde una nueva perspectiva».
Finalmente, en la sección de honor, largometrajes, fue Rehana la película premiada con el Luna de Valencia. Además, Happiness, de Askar Uzabayev, obtuvo el reconocimiento del público y fue galardonada por la mejor dirección e interpretación masculina. El jurado joven se decantó por la producción lituana Feature film about life.
La ganadora, Rehana, cuenta la historia de una profesora universitaria que se mete en problemas al denunciar un abuso cometido por otro docente contra una de las alumnas del centro. Los miembros del jurado de la categoría de honor, Jasmila Žbanić, Elena Sánchez, Ferit Karahan, Javier Marco y Federico Sartori, destacaron su «enfoque coherente», así como el carácter de la propia Rehana: «un personaje protagonista sorprendente y ambivalente, el director nos muestra los barrotes de la jaula en la que vive». La actriz protagonista de Rehana, Azmeri Haque Badhon, se llevó el premio a la mejor interpretación femenina.

Una gala innovadora a la altura del ciclo

La gala de clausura se celebró el sábado con un espectáculo similar al de la gala inaugural, ya que también contó con una obra de teatro, protagonizada por los mismos personajes, como hilo conductor. Durante el acto se entregaron los premios del EAJ, Encuentro Audiovisual de Jóvenes, así como el Premio Feroz, con el que se alzó Júlia de Paz Solvas con Harta, y el Movistar+ al mejor proyecto de cortometraje, Malegro verte, de Nüll García.
Tras la entrega de los premios del jurado joven, se hizo entrega del premio ‘Un futuro de cine’ al actor Jorge Silvestre quien durante su intervención agradeció el premio al director del Cinema Jove, Carlos Madrid, y al festival y afirmó: «el cine tiene la capacidad de desarrollar nuestra empatía y es necesario en un mundo que está cambiando de una manera tan rápida y con tanto ruido». El actor también alabó la labor del Cinema Jove: «es necesario porque da voz a los jóvenes y son ellos los que en el futuro van a tener que contar nuestra historia».
El evento concluyó con la entrega de los premios de las secciones oficiales contando con la presencia de Maïa Descamps, directora de Les huîtres, que explicó que con su cortometraje tenía la intención de transmitir que «desde una herida se puede construir algo bello». También estuvo presente la bengalí Azmeri Haque Badhon, actriz principal de Rehana, quien dedicó el premio a su hija y leyó una carta del director, Abdullah Mohammad Saad, en la cual el cineasta agradeció el trabajo de todo el equipo de la película por su encomiable esfuerzo y sacrificio. La gala puso su cierre con la proyección del cortometraje ganador, Sierra, tras el cual en el Espai Turia se celebró el fin de fiesta con la proyección de la icónica película adolescente Clueless que dio paso a una velada, abierta al público, y amenizada por la música de la DJ Lucía Gea en la que estuvo presente tanto el público joven como algunos de los galardonados, miembros del jurado y el director del festival. Una jornada que puso el broche final a esta inolvidable edición.
Comentarios
tracking