Fundado en 1910

23 de abril de 2024

Clint Eastwood, veterano director de 92 años, prepara la que probablemente será su última película

Clint Eastwood, veterano director de 92 años, prepara la que probablemente será su última película

Cine

El motivo por el que Clint Eastwood ni bebe Coca-Cola ni permite que la bebida salga en sus películas

El director de cine lleva más de 40 años siguiendo esta curiosa directriz

A sus 93 años, Clint Eastwood es uno de los directores de cine más reconocidos sobre la faz de la tierra. Aunque cuando tan solo era un adolescente pasó por todo tipo de trabajos, desde socorrista hasta repartidor de periódicos, entre otros. En 1955 ya comenzó a dar sus primeros pasos en la industria del cine. Y así hasta el día de hoy, que cuenta con un total de cinco premios Oscar. Además de sus magistrales dotes en el séptimo arte, también destaca por otras particularidades, o más bien curiosidades sobre su personalidad.
Ha trascendido, en varias ocasiones, que goza de un particular carácter. Motivo por el que lleva sin beber Coca-Cola más de 40 años, pero ¿cuál es el motivo de esta drástica decisión? Desde el año 1984, el actor y director prohíbe cualquier referencia o aparición a la conocida marca de refrescos. El origen surgió a raíz de la grabación de la ya mítica película Karate Kid. El largometraje corrió a cargo de Colombia Pictures, propiedad de Coca-Cola por aquel entonces.
Meryl Streep y Clint Eastwood en 'Los Puentes de Madison'

Meryl Streep y Clint Eastwood en 'Los Puentes de Madison'

Según ha dado a conocer The Game of Nerds, Kyle Eastwood, hijo de Clint, fue uno de los candidatos a ser el actor que diera vida a Daniel en la mencionada ficción, que fue todo un éxito. Sin embargo, tras las diferentes pruebas que tuvo que pasar, fue rechazado para interpretar el papel. Finalmente, la película estadounidense dirigida por John G. Avildsen, escogió al actor Ralph Macchio. Decisión que hizo enfadar a Clint Eastwood, que lleva desde entonces sin probar ni una sola gota de dicho refresco en señal de protesta hacia la marca. Pero, lejos de quedar ahí, este veto se extendió a sus propias películas y sus sets de rodaje, donde no hay espacio ni lugar para ningún producto de esta bebida.
Echando la vista atrás, la última vez que se pudieron ver botellas de Coca-Cola en ficciones de Clint fue en el año 1980, en Bronco Billy, concretamente donde su hijo Kyle Eastwood, tuvo un papel. Lo mismo ocurrió en otras películas como Los Puentes de Madison. Este rencor del guionista se ha mantenido a lo largo de los tiempos a pesar de de que años después, en 1989, la marca vendió Columbia Pictures a Sony. Aunque es cierto que sí que se ha observado publicidad de algún tipo en trabajos como Mystic River (2003) o Gran Torino (2008). Por ejemplo, en la primera sale el nombre de Coca-Cola en una máquina de vending y en la segunda lo hace en una lata de Coca-Cola Diet.
Sea como fuere, el enfado de Clint Eastwood fue monumental y quiso cortar de raíz cualquier vínculo con la marca de refrescos. Y, mientras Eastwood seguía forjando su leyenda como actor y director, su hijo quedó en un segundo plano tras los focos. Motivo por el que se dedica a otro sector completamente diferente, el de la música.
Comentarios
tracking