30 de noviembre de 2022

Pasaporte de Ángel Sanz Briz, embajador de España en Budapest en 1944

Pasaporte de Ángel Sanz Briz, embajador de España en Budapest en 1944

«El ángel de Budapest» I

Se publica la lista de Ángel Sanz Briz, 'el Schindler español'

El Centro Sefarad-Israel ha hecho pública la relación de los salvados del Holocausto por el diplomático español durante Segunda Guerra Mundial

Cualquiera que tuviera un ápice de poder –o capacidad de actuación– en un régimen como el que Hitler impuso en la Alemania nazi tenía que tomar una decisión: ponerlo al servicio del poder o emplearlo para realizar el bien.
Ángel Sanz Briz, máximo responsable de la Embajada de España en Budapest en 1944, un año antes de que finalizara la Segunda Guerra Mundial, se decantó por la segunda opción. Durante su etapa como embajador, mediante el establecimiento de una serie de casas de protección y la expedición de documentos especiales, logró salvar más de 5.000 vidas, la mayoría de ellas de judíos perseguidos por el régimen nazi.
Ahora, el Centro Sefarad-Israel, institución que profundiza en el estudio del legado de la cultura sefardí, ha difundido, con el apoyo del Archivo General de la Administración, el listado con los nombres de los judíos que recibieron la protección del diplomático español. «Nuestro objetivo es localizar nuevas historias familiares relacionadas con Ángel Sanz Briz», explica a El Debate el jefe de comunicación del centro, Israel Doncel.
La lista de Ángel Sanz Briz

La lista de Ángel Sanz BrizCentro Sefarad-Israel

Pero ¿por qué ahora? «Esta lista estaba en posesión del Archivo General de la Administración, pero hemos querido difundirla para que la conozca el público general por una necesidad lógica: la de conocer nuevas historias antes de que desaparezcan todos los supervivientes del Holocausto», explica Doncel. Con la difusión de la lista se busca no solo a los directamente rescatados por Ángel Sanz Briz (han pasado 77 años desde que llevó a cabo su gesta), sino también testimonios relacionados con su heroica actuación. «Es muy importante que las generaciones más jóvenes conozcan el horror de la guerra y del genocidio, una tragedia de dimensiones difíciles de comprender. Por ello son necesarios los relatos contados en primera persona».
Cada año, el Centro Sefarad-Israel conmemora el mes del Holocausto con diversas actividades, encuentros y exposiciones. Entre ellos, destacan los encuentros con supervivientes de los campos de concentración: «Lo más importante es que las nuevas generaciones recojan el testigo a la hora de guardar la memoria de lo que allí sucedió, por ello los encuentros en colegios e institutos ocupan el puesto más alto de nuestra agenda. Hemos conocido a nuevos supervivientes del Holocausto».
Encuentro entre una superviviente de Auschwitz, Janina Reklatjis, y los alumnos del Colegio Internacional Kolbe, en Madrid, organizado por el Centro Sefarad-Israel

Encuentro entre una superviviente de Auschwitz, Janina Reklatjis, y los alumnos del Colegio Internacional Kolbe, en Madrid, organizado por el Centro Sefarad-Israel

Vídeos, encuentros y redes sociales

La campaña, titulada «La lista de Ángel Sanz Briz» en sintonía con la famosa «lista de Schindler», se centra en el ámbito digital para «poder superar fronteras». Para ello, han habilitado un correo electrónico, lalistasanzbriz@sefarad-israel.es, y se puede acceder al listado a través de su página web, sefarad-israel.es. «Nosotros aportamos el contexto histórico que permitió al nombrado Justo entre las Naciones salvar a 5.200 personas, y ya hemos empezado a recibir correos con relatos muy interesantes», añade el responsable de la campaña. Para ponerlo en marcha realizaron un encuentro virtual con Ángela Sanz Briz, hija del diplomático español, quien destacó la importancia de esta iniciativa: «En el fondo, esa actuación brillante y maravillosa de mi padre quedó en el olvido, nadie habló de ello. Si él hubiera vivido, ahora podría contar de primera mano cosas apasionantes. En la familia hemos recogido el legado de un diplomático que con 34 años fue capaz de hacer grandes proezas».
Cada uno de los correos electrónicos, que de momento proceden del extranjero, van a someterse a un proceso de comprobación y chequeo: «Tenemos que hacer una investigación, en la medida de lo posible, para comprobar la veracidad de las historias», aseguran desde el centro, donde se irán publicando y compartiendo los testimonios verificados. 
Detalle del listado de los salvados por Ángel Sanz Briz, «el ángel de Budapest»

Detalle del listado de los salvados por Ángel Sanz Briz, «el ángel de Budapest»Centro Sefarad-Israel

Al ser el Centro Sefarad-Israel un consorcio institucional que aúna al Ministerio de Asuntos Exteriores, a la Comunidad Autónoma de Madrid y al Ayuntamiento de Madrid, la campaña ha encontrado su eco en las instituciones públicas. Israel Doncel destaca «la primordial colaboración de todas las embajadas, así como de las comunidades judías de todo el mundo». En especial, las comunidades sefardíes están siendo de gran apoyo en el proyecto: «Por desgracia, todavía se desconoce la existencia de los judíos sefarditas, que son aquellos judíos descendientes de los expulsados de la Península Ibérica por el edicto de los Reyes Católicos en 1493». Los sefardíes no solo mantuvieron su cultura, sus raíces y su idioma, el ladino, sino también su amor por España.

«El ángel de Budapest»

En 1944, los nazis invadieron Hungría y ascendieron al gobierno sus simpatizantes húngaros: el partido de la «Cruz Flechada». A partir de entonces comenzó la deportación y aniquilación sistemática de los judíos. Y Ángel Sanz Briz ideó una estrategia para lograr frenar el genocidio: logró que el Gobierno local le entregase unos pocos pasaportes individuales para salvar a los escasos judíos sefarditas que hubiera en el país.
Para ello, se basó en un decreto de 1924 en el que Miguel Primo de Rivera establecía la posibilidad de recuperar la nacionalidad a los miembros de este colectivo si así lo deseaban. Aunque la norma había expirado, el embajador entregó pasaportes no solo a sefardíes, sino a cualquiera que demostrara una mínima conexión con España, multiplicando los papeles como si fueran una serie (200-A, 200-B...) para salvar al mayor número de personas posible.
Aunque el zaragozano salvó a más de 5.200 personas, a su regreso a España pasó inadvertido. «Parafraseando a su hijo Juan Carlos –hemos trabajado codo a codo con la familia–, el ejemplo de Ángel Sanz Briz puede servirnos hoy para que no permitamos que las injusticias ocurran delante de nuestros ojos. Ese es el principal legado que nos deja: su sentido de la justicia», concluye Israel Doncel.
Comentarios
tracking