29 de noviembre de 2022

Moneda de oro del encontrada en Transilvania que atestiguan la existencia de un nuevo y casi desconocido emperador romano, Esponsiano

Moneda de oro encontrada en Transilvania que atestiguan la existencia del emperador romano EsponsianoEFE

Cuatro monedas demuestran la veracidad del emperador Esponsiano

El descubrimiento de unas monedas de oro con la cara del emperador romano Esponsiano demuestra la existencia de este mandatario, considerado un mito hasta ahora

El emperador romano Esponsiano es poco conocido en nuestros tiempos, en gran medida porque se creía que era una figura falsa. Pero un nuevo descubrimiento, el de cuatro monedas de oro con el rostro de este emperador, demuestran que realmente existió. Las monedas con el nombre de Esponsiano fueron halladas hace 300 años en Transilvania, en un puesto avanzado romano del lugar. En aquel entonces, se creyó que el objeto era una falsificación y no se le dio más importancia. Sin embargo, el reciente análisis microscópico de los investigadores ha demostrado que la moneda estuvo en circulación hace 2.000 años.
La moneda fue descubierta en 1713, en un cuartel general situado en la región rumana de Transilvania. Aunque en un principio se afirmó que era verdadera, en el siglo XIX se puso en duda su autenticidad y se descartó de los catálogos académicos. Al ver los arañazos de la moneda en imágenes el profesor Paul Pearson, de la University College London, sospechó todo lo contrario y pidió investigar en persona los objetos que se encontraban en el museo Hunterian de la Universidad de Glasgow.
Un potente microscopio confirmó la existencia de los rasguños –producidos por los pequeños choques entre las monedas dentro de los bolsillos– y un posterior análisis químico demostró que las cuatro monedas estuvieron enterradas durante muchos años.
El profesor Paul Pearson afirmó la veracidad de las monedas: «Lo que hemos encontrado es un emperador. Era una figura que se pensaba que era falsa y que los expertos descartaron. Pero creemos que fue real y que tuvo un papel en la historia».

¿Quién es Esponsiano?

Ahora los investigadores están tratando de responder a la pregunta sobre quién era Esponsiano. Alguna hipótesis argumenta que era un comandante que se coronó como emperador de Dacia, una de las provincias más alejadas de Roma. Esta región quedó aislada del resto en el 260 d.C. a consecuencia del comienzo del declive de Roma, además de producirse una guerra civil y una gran pandemia. Esponsiano se vio en la tesitura de ponerse al frente de esta provincia como emperador, para retomar el orden y para proteger a la población de las amenazas externas entre el 271 y 275 d.C.
«Nuestra interpretación es que él estaba a cargo de mantener el control de los militares y de la población civil porque estaban cercados y completamente aislados. Para crear una economía funcional en la provincia, decidieron acuñar sus propias monedas», ha explicado el curador de monedas Jesper Ericsson. Con este razonamiento puede explicarse el porqué de las diferencias en el diseño entre las monedas oficiales de Roma y las de esa zona.
Las cuatro monedas de oro

Las cuatro monedas de oroEFE

Cuando se supo que las monedas eran auténticas, los encargados de la investigación se pusieron en contacto con el museo de Brukenthal, en Transilvania, que está en posesión de otra moneda con la cara de Esponsiano. Los especialistas catalogaban como falsa la pieza hasta que vieron los resultados de la investigación británica. El director del museo, Alexandru Constantin, destacó la importancia de este hallazgo: «Para la historia de Transilvania y Rumania en particular, pero también para la historia de Europa en general, si estos resultados son aceptados por la comunidad científica significarán la adición de otra figura histórica importante en nuestra historia».
Comentarios
tracking