09 de diciembre de 2022

Portada de Che Guevara, de Nadia Fink

Portada de Che Guevara, de Nadia FinkChirimbote

La escritora infantil que desprecia los cuentos clásicos y escribe sobre «antihéroes» como el Che Guevara

La autora argentina Nadia Fink también habla desde el feminismo y con perspectiva de género porque quiere entregarles a los niños «nuevos referentes»

La escritora argentina de literatura infantil Nadia Fink considera que la influencia de las grandes industrias cinematográficas ha causado un gran daño a la infancia durante generaciones porque «todo estaba invadido por superhéroes y princesas».
Los nuevos héroes, los «antihéroes» por los que apuesta Fink son, entre otros, El asesino Che Guevara o el cantautor castrista Silvio Rodríguez. También el kirchneriano entrenador de fútbol Marcelo Bielsa. «Queríamos derribar los cuentos de hadas, esos en que las princesas tienen que estar siempre a disposición de otras personas, esperando que un príncipe las rescate, siguiendo el mandato familiar de ser princesa, y luego reina», dice Fink, quien rechaza el «mandato familiar» para imponer el suyo de la misma forma en que denuncia cómo aquel se impuso.
La autora escribe sus libros para la cooperativa editorial Chirimbote, que se define como una «editorial infantil con mirada de género» con afinidades proabortistas, nacida en Argentina del movimiento contra la violencia hacia las mujeres «Ni Una Menos». Una cruzada librera dirigida a los niños, con evidente sesgo ideológico y político, que pretende «mostrar a la niñez otra cara de estos personajes, lejos de los estereotipos que realza y perpetúa la literatura infantil tradicional».
Una iniciativa representada en la colección Antihéroes, pensada para «deconstruir la idea clásica del superhéroe fuerte y valiente que la mayoría de los niños quieren imitar», asegura. «Les hace mal a los varones, porque crecen con la mirada de que tienen que poder hacer todo, sin cometer errores y que deben ser los sostenedores del hogar», sostiene la escritora argentina.
'Infancias Libres' (Chirimbote)

'Infancias Libres' (Chirimbote)

Fink admite sin tapujos que se propone «escarbar en el objeto político que esconden los libros» (para niños), como en el de la marxista Rosa Luxemburgo, otra de sus «biografiadas». «Los cuentos tradicionales han transmitido valores muy negativos, pero eso no se toma como algo político. Que una madrastra quiera matar a su hijastra, no se considera algo raro, pero si traes una figura como el Che enseguida te dicen:‘¡Están haciendo política!’», admite en su sorprendente comparación.
Otra de sus afirmaciones es que «La ultraderecha tiene más votantes varones jóvenes porque ha sabido entrar en los videojuegos, con los youtubers y en toda una nueva tecnología que descuidamos mucho desde ciertos sectores progresistas». Para Fink, esos «sectores progresistas» han «descuidado» a los hombres y por eso deben ir «de la mano del feminismo».
Hombres de la mano del feminismo y niños como «seres plenos», no en formación, es la «idea» que transmite: «Tomamos a los niños y niñas como seres en formación, y no, son seres plenos, con otras posibilidades o con otras capacidades, pero que nos enseñan que el mundo también se puede mirar de otra forma». «Seres plenos» a los que sin embargo quiere «formar» con sus libros en flagrante, por decir algo, contradicción.
Comentarios
tracking