27 de enero de 2023

Pilar Alegría, ministra de Educación

Pilar Alegría, ministra de Educación

Educación  Estos son todos los adoctrinamientos que hay en los libros de texto y que Pilar Alegría negó en público

La nueva ley educativa, la LOMLOE, llega acompañada de unos libros de texto de cara al próximo curso que está bajo el foco de la polémica.
Pilar Alegría, ministra de Educación, ha defendido en público que la intención sea la de «adoctrinar» a los niños.
La titular de la cartera educativa aseguró, en un desayuno informativo, que ni ella ni sus ayudantes se levantaban por la mañana para descolgar el teléfono y pedirles a los profesores que se dedicaran a manipular las mentes de sus alumnos.
Obviamente, se da por descontada esa posibilidad. Pero, ¿qué hay de los libros de texto que se ven obligados a utilizar tanto profesores como escolares? Estos son varios de los puntos de la polémica.

Los carteles del PSOE

La primera, en la frente. Las fotos de Pedro Sánchez, los carteles electorales, y los símbolos del socialismo español como el puño y la rosa, se repiten en el manual que será utilizado para la asignatura Valores Cívicos y Éticos.
«Aparece el PSOE porque forma parte de la historia de este país», intentó justificarse Alegría cuando fue interpelada el pasado lunes. Se da la circunstancia de que la asignatura se impartirá en Primaria, es decir, para los niños más pequeños, a los que se les ofrecerá todo el decálogo de acción ideológica del Gobierno de coalición: solidaridad, ecologismo, igualdad de género, sostenibilidad del entorno y educación de las emociones.

Barra libre de Leyenda Negra

La edición provisional de Santillana para primero de Bachillerato en la asignatura de Filosofía asume de pleno la Leyenda Negra, con la que algunos intentan despreciar la historia de nuestro país, hasta el punto de preguntar a los alumnos si «el Estado Español» debería «asumir algún tipo de responsabilidad» por la conquista de América «y el trato degradante dispensado a los indios y el colonialismo».
El libro se detiene en la figura del obispo Bartolomé de las Casas, al que se utiliza para que los estudiantes «paren y piensen» si «somos responsables» de lo que sucedió durante la colonización del continente americano, tras el descubrimiento por parte de las expediciones encabezadas por Cristóbal Colón.
«Algunas voces en Latinoamérica exigen responsabilidades aun hoy, pues parte de la riqueza de los países coloniales tiene origen en los recursos de los pueblos colonizados».

Historia sin historia

El Gobierno pretende que se estudie la Historia de España de una manera muy particular.
«Pretenden deshumanizar cualquier recuerdo y sustituirlo por adoctrinamiento progresista», denunciaba en las páginas de El Debate el escritor Antonio Pérez Henares.
Con la reforma, los saberes básicos en Historia de España se agruparán en tres bloques –Sociedades en el tiempo, Retos del mundo actual y Compromiso Cívico– siguiendo el modelo de la asignatura Historia del Mundo Contemporáneo de 1º de Bachillerato.
Es decir, no se hace mención alguna a la Historia de nuestro país antes de la 'Pepa'. Ni la romanización de la Península ni la Reconquista ni el Descubrimiento de América. Solo los hechos que, según este texto, han llevado a la «convivencia democrática» actual.

Machismo en la Antigua Grecia

Como contábamos anteriormente, los borradores de los nuevos currículos educativos ya advertían de que la perspectiva de género iba a estar muy presente en muchas de las asignaturas.
En los manuales de Filosofía para Primero de Bachillerato, se encuentran epígrafes tan contundentes como «la discriminación de la mujer en la historia de la Filosofía» o «la misoginia» de algunos filósofos.
En un indisimulado revisionismo aderezado con la intención de escrutar con los ojos del presente la sociedad de siglos atrás, los textos ponen la lupa en el machismo de Platón, Aristóteles, Tomás de Aquino o Maquiavelo. Tal cual suena.

Los profesores, entre dos tierras

Con estos bueyes, tendrán que arar los profesores. Alegría defendía recientemente su labor asegurando que «no se puede dudar» de su profesionalidad.

​La presidenta del Consejo Escolar del Estado (CEE), Encarna Cuenca, se ha referido este jueves a esta cuestión y ha defendido que los profesores conocen «lo que se puede hacer y lo que no» en los centros educativos.

«La ideologización, en cualquier momento, en toda la Ley o no, los profesores sabemos lo que se puede hacer o no en el aula. Pero sabemos, y si somos buenos profesionales, que tenemos que pensar en el 'nosotros', en el bien común y en dar respuesta aquí y ahora a nuestros chicos», declaró.

Cuenca ha comentado que «los centros educativos, si se organizan correctamente y utilizan los instrumentos de los que democráticamente están dotados, pueden producir un cambio significativo en la aplicación de los currículos, no de manera casual», sino porque «un centro escolar es donde se debe responder a las necesidades concretas de los chicos».
Comentarios
tracking