Fundado en 1910

12 de junio de 2024

Vincent Mottez, director y guionista de la película 'Vencer o morir', junto al actor Hugo Becker y el productor Guillaume Allaire

Vincent Mottez, director y guionista de la película Vencer o morir, junto al actor Hugo Becker y el productor Guillaume AllaireEl Debate

Entrevista al director, al productor y al actor de Vencer o morir

«El deber, el honor y encontrar un sentido profundo a la existencia son claves en 'Vencer o Morir'»

El productor, el guionista y el actor principal de la película que se estrena dentro de unos días explican a El Debate su sentido y entresijos

El director y guionista, Vincent Mottez; el productor, Guillaume Allaire y, sobre todo, Hugo Becker, el actor principal, el que encarna a François-Athanase De Charette De La Contrie, en torno a quien gira Vencer o morir. El triunvirato ha estado en Madrid para promocionar una de las películas más taquilleras de la temporada en Francia y que se proyectará en las pantallas españolas a partir del próximo viernes 15 de septiembre.

España es el primer país al que se exporta Vencer o morir, el primero de una lista conformada por alrededor de treintena de países. «Para nosotros es increíble poder traer a España esta historia, que incluso en Francia era relativamente desconocida, y que el público español pueda conocer la energía y el arrojo de De Charette. Era algo totalmente inesperado para nosotros», señala Allaire. Así que es una verdadera alegría poder presentarles la primera película de Puy du Fou sobre esta figura entrañable.

–Se supone que habrá ayudado el hecho de que ya exista un Puy-du-Fou en España.

–En cualquier caso, es cierto que hay una especie de coincidencia, porque el Puy du Fou no es desconocido en España, gracias a este parque que hemos abierto en 2021, por lo que es quizás más natural. Sí, tenemos al público español en nuestro corazón.

–Hugo Becker, ¿qué le ha fascinado del personaje de De Charette?

–Montones y montones de cosas.

–¿Alguna que sobresalga?

–Tal vez su lema. Quizá sea una de las cosas que mejor le definen. «Combatido, con frecuencia; vencido, a veces; abatido, nunca». Eso es algo que realmente me interpela. Y creo que es un lema con el que mucha gente puede identificarse. En fin, son unas señales de vida que podemos aplicarnos a nosotros mismos, incluso en nuestra vida cotidiana, en nuestras pequeñas vidas, en nuestras luchas diarias. Es algo bastante universal. Son ideas. Es algo que me ha gustado mucho. Nos define bastante bien.

Hugo Becker, actor protagonista de 'Vencer o morir'

Hugo Becker, actor protagonista de 'Vencer o morir'El Debate

–¿Se esperaba a que le dieran el papel?

–Hugo: Descubrí el proyecto mientras lo leía. Por lo tanto, no me lo esperaba.

–¿Le costó meterse en la piel del personaje?

–Hugo: Hubo mucha preparación porque rodamos en un espacio de tiempo relativamente corto, 18 días. No teníamos un presupuesto muy elevado. Así que me preparé mucho. Tuve un mes y medio para prepararme. Dediqué mucho tiempo a la preparación física. Perfeccioné mi técnica ecuestre, ya que había aprendido a montar para otro proyecto. Y, tengo que admitirlo, lo que fue realmente genial fue poder trabajar, en particular con los equipos del Puy du Fou, que fueron extremadamente amables con nosotros y nos enseñaron muchas cosas, y como resultado, poder hacer todas las acrobacias de la película. La mayoría de los actores hicieron sus propias escenas de riesgo y tenía muchas ganas de hacerlas yo mismo. Toda esa preparación me permitió hacerlo.

Combatido, con frecuencia; vencido, a veces; abatido, nuncaLema de De Charette

–¿Y la preparación intelectual?

–Muchas lecturas y vídeos. Tuve, además, la suerte de poder ver todas las entrevistas que Vincent y otros habían hecho a historiadores de todo tipo, como Jean-Clément Martin. Realmente hay una plétora. Y así, obviamente, durante este tiempo de preparación, también fue una oportunidad para hablar mucho con Vincent. Y luego hubo testimonios de personas de Vendée y eso fue demasiado. Fue una experiencia bastante poderosa enfrentarse a personas que realmente conocen esta historia.

–Mottez, ¿cómo ha sido capaz de resumir un personaje tan complejo como Charette en menos de dos horas?

–Mottez: Es difícil. En primer lugar, Charette tuvo una vida antes de la Guerra de Vendée, antes del acontecimiento que le hizo famoso; hubo un Charette marino antes del Charette terrestre. También se distinguió, sobre todo, durante la Guerra de Independencia de Estados Unidos. Y ese es un aspecto poco conocido hasta hace unos años, pero que Puy du Fou ha rescatado del olvido. Y nos centramos en los tres años de la guerra, del 93 al 96, cuando suceden muchísimas cosas. Fue en este punto que Charette pensó que su vida y su carrera estaban detrás de él. Es un joven jubilado, que se aburre en otra vida, bastante aburrida, en su campiña de Vendée, en su casa solariega.

Charette se enfrentaba a la cruda realidad de la guerra, donde a veces había que hacer sacrificiosVincent Mottez, guionista de 'Vencer o morir'

–La realidad es que todo empieza.

–Mottez: Hay muchos, muchos factores que le guían en sus acciones. Está el deber, está el honor. Y quizás también esa necesidad de escapar de una pequeña vida ordenada y dar un sentido profundo a su existencia. Por eso irá al sacrificio supremo. Busca algo fuerte.

El director y guionista de la película 'Vencer o morir', Vincent Mottez

El director y guionista de la película 'Vencer o morir', Vincent MottezEl Debate

–Por ejemplo, su fe. ¿Cómo era?

–Aunque la fe de Charette sea un poco insólita comparada con la de otros generales del Ejército Real y Católico, que a menudo son presentados como santos –estamos hablando de Cathelineau, Lescure o La Rochejaquelein, respectivamente el santo de Anjou, el santo de Poitiers, de Poitou– Charette, en cambio, es un personaje un poco más licencioso. En cierto modo, se le criticaba por su coquetería al liarse con mujeres, e ir a fiestas fiestas.

–Un 'bon vivant'.

–Aún así, Charette era indudablemente católico y creyente, es cierto, pero a veces, en comparación con los demás generales, se veía obligado a hacer la vista gorda ante ciertas cosas. Se enfrentaba a la cruda realidad de la guerra, donde a veces había que hacer sacrificios, fusilar prisioneros, arrastrar a su paso a jóvenes a los que se prometía una muerte segura. Y esto, sin duda, le planteó problemas de conciencia, ya que también tenía que atender a la caridad cristiana. Y eso a veces es difícil. Charette es quizás el personaje con más asperezas en comparación con los demás.

Comentarios
tracking