22 de mayo de 2022

Dicen de mí, portada del cómic sobre Camarón de la Isla, publicado por Desacorde Ediciones.

Dicen de mí, portada del cómic sobre Camarón de la Isla, publicado por Desacorde Ediciones.

La vida de Camarón de la Isla se lleva al cómic para mostrar la trascendencia universal del cantaor flamenco

El cómic ilustra la revolución que supuso la figura de Camarón de la Isla en la historia del Flamenco a través de su aventura vital y artística

El escritor Carlos Reymán y el dibujante Raulowsky han publicado un acercamiento a la aventura artística y vital del gran cantaor de Flamenco en el cómic Camarón, dicen de mí, editado por Desacorde Ediciones, en el que se ilustra sus humildes inicios en La Venta de Vargas, y su consagración definitiva desde los «tablaos» de Madrid, hasta los escenarios de París, Nueva York y Montreaux.
Los autores recorren los acontecimientos más reseñables de la vida del genio del cante en capítulos como Premonición, El tren, Madrid, La búsqueda, Invención de la poesía, Festivales o París, para inmortalizar la importancia que tiene José Monge Cruz  para el cante jondo y la música universal. Por eso, en la historia ilustrada también se da a conocer la grabación del álbum eléctrico La leyenda del tiempo,  o su relación con el productor Ricardo Pachón, los guitarristas Paco de Lucía y Tomatito, como muestras de su trascendencia en la tradición flamenca.

La trascendencia musical de Camarón

También hay espacio para la música, y aparecen cantes de Camarón como Bahía de Cádiz, Vas a conseguir tres cosas, De invierno, Si acaso muero, Romance del amargo, Nana del caballo grande, Soy gitano o Volando voy de Kiko Veneno, así como cantes populares de su madre Juana Cruz, del cantaor Beni de Cádiz, canciones de Los Beatles, de Amrani Abderrahman, de TrianaLos ChunguitosLos Chichos,  El Barrio e, incluso en una licencia, de la misma Rosalía.
«Nunca antes (ni después) una figura de la historia del Flamenco ha trascendido tanto como la de Camarón de la Isla. Partiendo de este hecho y sin desatender en ningún momento los mimbres propios del género, no hemos querido hacer tanto una biografía al uso como un cómic de aventuras. Lo hemos hecho teniendo en cuenta todos los recursos del lenguaje que atañen a este tipo de tebeos. Hablamos, por tanto, de un homenaje que concierne, casi a partes iguales, a Camarón y al cómic», señalan sus autores, Reymán y Raulowsky.
Para ambos autores, «la aventura de Camarón, solo ante su mito, estaba por contarse. A eso nos hemos enfrentado. Un hombre que deja de ser niño para convertirse en cantaor, y no un cantaor cualquiera, sino en el más grande de todos los tiempos. Hemos intentado dejar constancia de esa aventura vital: la aventura de una búsqueda interminable que puso el arte por encima de cualquier otra circunstancia».
Para los creadores de la obra, «Camarón fue un enorme renovador que supo encarnar la modernidad y la tradición sin estridencias. Fue, a su manera, un gran estudioso que nunca cejó en su empeño por ir más lejos, por llegar a donde nadie había llegado, pero siempre desde la esencia, desde el flamenco, desde lo hondo puro, si se quiere, pero con la mayor naturalidad del mundo y con un inmenso desparpajo».
Por ello, el libro muestra a «Camarón luchando contra sí y contra los demás, contra los fantasmas y sus sombras, por el arte y contra el arte, cara y envés de un mismo vacío, al que se enfrentó y no siempre pudo vencer. No obstante, ahí queda una de las obras más incontestables de toda la cultura ¿española?. No, universal».
«Con Camarón entendí que el flamenco es una vivencia pura que se refleja en el cante. Al ilustrar a Camarón es evidente esto: lo que cuentan los cantes refleja su vida», afirma Raulowsky.
«Imagino la cara de Camarón buscando las referencias de su vida en un tebeo, riéndose con los personajes. Una biografía ilustrada, pura y clara, digna de la importancia de Camarón», asegura, por su parte, Ricardo Pachón, arreglista, compositor y productor del disco que cambió la historia del flamenco, La leyenda del tiempo.
Dicen de mí, cómic sobre la aventura flamenca de Camarón de la Isla

Dicen de mí, cómic sobre la aventura flamenca de Camarón de la Isla

Los autores del cómic

Raulowsky es un ilustrador, diseñador y serigrafista de Badajoz, que se inició en la década de los 90 en revistas y fanzines como La Revista Estudios, La Bellota Mekanica.
Desde entonces, ha ilustrado para el sector editorial, musical y del espectáculo. Muy vinculado a la escena de las motos, ha creado múltiples artes para marcas y sellos del sector como El Solitario, Sideburn, o Harley Davidson, entre otros.
Sus trabajos se han publicado en revistas como Esquire, Café Racer, Revival o Rev, y se han expuesto en shows internacionales, como Wheels & Waves, Motorbeach, Oil&Ink o Lisboa Arte y Moto.
En los últimos años ha desarrollado ilustraciones para diversos proyectos de arte urbano en SegundoAsalto, y también es editor y cofundador de la revista de fotografía Highway Start Zine.
Camarón, dicen de mí es su primera novela gráfica, y con ella rinde homenaje a sus primeras influencias y raíces vinculadas al barrio pacense donde se crio, la Plaza Alta, lugar y epicentro del flamenco extremeño.
Por su parte, Carlos Reymán ha escrito cuentos, poesía y relatos, colabora habitualmente con otros artistas de diferentes disciplinas, edita en diversas publicaciones de carácter independiente y debutó en 2016 con Demagogias.
En 2019 escribió la trilogía de cuentos formada por En la ciudad aburrida, Esta casa es un poema y Ming, una gata muy valiosa , dedicada a su hija; y en 2020 publicó Recurrencias.
Comentarios
tracking