19 de octubre de 2021

Paul Simon

Paul SimonEFE

Paul Simon cumple 80 años

El éxito y las eternas desavenencias con Art Garfunkel han marcado una carrera que también ha obtenido un gran reconocimiento en solitario

Paul Simon cumple ochenta años. Más de cincuenta han pasado desde que deconstruía Mrs. Robinson en el programa de Dick Cavett. Simon formó con Art Garfunkel unos de los dúos más exitosos de la historia. Su baja estatura siempre le acomplejó, como también no tener una gran voz o no ser un hombre atractivo. Dicen que empezó a cantar al ver el efecto que Garfunkel (se conocieron a los nueve años) causaba en las niñas con sus canciones.
Paul Simon y Art Garfunkel nunca se llevaron bien. Los graves sonidos vocales de Paul y los altos de Art fueron casi una metáfora de su relación. Cada uno de ellos envidiaba algo del otro y por eso juntos, y mal avenidos, lo tenían todo. En 1963 Simon compuso The sounds of silence. El tema, grabado en acústico, formó parte del primer LP de Simon y Garfunkel, Wednesday Morning 3AM.
El fracaso del álbum hizo que el dúo se separara, hasta que varios meses después la canción empezó a radiarse en una emisora de Boston tras recibir un aluvión de peticiones. El productor Tom Wilson, sin contar con la aprobación de los dos, decidió añadir al sonido una batería y una guitarra eléctrica. En enero de 1966 la canción alcanzaba el número 2 en las listas de Estados Unidos y vendía un millón de copias.

Tom y Jerry

Simon se casó tres veces, una de ellas con Carrie Fisher. Su álbum en solitario Graceland fue el reconocimiento mundial de su carrera en solitario.
Su disco Songs of the Capeman, de 1997, una selección de canciones para el musical The Capeman fue un fracaso. Basado en la figura de Salvador Agrón, un portorriqueño de 16 años sentenciado a muerte por matar a dos chicos blancos, el musical fracasó por razones técnicas y sociales. El estreno fue acompañado de una manifestación a las puertas del teatro bajo el lema «El asesinato no es un espectáculo» y el espectáculo tuvo que cancelarse tras 68 representaciones con unas pérdidas de 11 millones de dólares.
Paul Simon no ha dejado de componer y de cantar desde que el productor Sid Prosen escuchó su canción Hey, schoolgirl! (y decidió llamarles, a él y a a Art, Tom Sharp y Jerry Landis en referencia a Tom y Jerry) hasta el último concierto el pasado septiembre en el Central Park de Nueva York. El gato y el ratón que nunca han dejado de perseguirse.