19 de enero de 2022

Nuria Fergó en El Debate

Nuria Fergó: «Le estaré eternamente agradecida a Operación Triunfo»

La cantante, participante de la primera edición del programa musical, prepara nuevo disco para celebrar sus 20 años en la música. El primer single es una versión de Hijo de la luna, de Mecano
Ha venido a la redacción de El Debate para hablar de su nuevo disco, del que todavía no podemos conocer ni el título ni el número de canciones ni la fecha de lanzamiento. Pero, antes de que comience la entrevista, no podemos evitar hablar con ella de lo que supuso para nosotras (redactora, camarógrafa y fotógrafa) aquella primera edición de Operación Triunfo en la que ella participó. «No ha vuelto a suceder nada igual. Fue un fenómeno, una locura; nosotros ni siquiera sabíamos si iba a salir bien...», explica Nuria Fergó (Nerja, Málaga, 1979). 
«Dicen que fue un fenómeno social. Nuestras caras estaban en caramelos, en colonias, en revistas; había productos promocionales...», explica Nuria Fergó. 20 años después de aquel fenómeno que marcó tanto la producción televisiva como la musical, la cantante malagueña es de las pocas que puede presumir de seguir dedicándose a la música. Precisamente para celebrar esas dos décadas encima de los escenarios lanza ahora un nuevo disco. Divertida, cercana y muy sincera, Nuria Fergó sigue siendo aquella joven salada que cantaba Noches de Bohemia con Manuel Tenorio hace 20 años.
Nuria Fergó durante su entrevista en El Debate

Nuria Fergó, durante su entrevista en El DebatePaula Argüelles

−Lanza un nuevo disco, pero lo lleva en secreto. ¿Qué podemos saber? 
−No mucho, pero sí puedo decir que será el disco más especial y el más importante de mi carrera. Porque cumplo 20 años de profesión, porque llevo 12 años sin sacar disco, aunque he sacado varios singles cuando he podido. ¿Y por qué ahora? Después de tanto tiempo, he decidido apostar por algo muy especial y lo voy a ir contando a pinceladas... si no, ¡perdéis el interés!
−Frente a la dinámica actual de lanzar singles, ¿qué oportunidades ofrece realizar un trabajo completo como un disco?
−Es un proyecto arriesgado porque ahora mismo la gente apenas saca discos. Son las canciones las que se hacen populares, especialmente en Spotify; puedes ir sacando canciones cada mes y mantenerte en lo alto de las listas. Pero ¿qué pasa con un disco? Lo sacas y, si no lo promocionas, no suena en ningún lado. Y eso cuesta mucho dinero. Cada canción cuesta dinero, con lo cual si metes en un disco 10 y no va a sonar en ninguna parte... Pero yo soy más tradicional, más clásica, más de antes, y me apetece tener mi disco. Incluso lo voy a sacar físico también.
−Ya has lanzado el primer single, una versión de Hijo de la luna. ¿Por qué te has decantado por Mecano?
−Este disco va a contar con canciones que han formado parte de mi vida, y que he cantado muchas veces y he admirado siempre. Hijo de la Luna primero la elegí como single porque, a nivel producción, era la canción que más iba a impactar. Cuando empiezas a escuchar la canción no sabes cómo va a ser, porque esa versión no se ha hecho nunca. En todas las canciones del nuevo disco la música la ha hecho Jacobo Calderón, así que aunque haya versiones, es «todo nuevo». Hijo de la luna quedó tan espectacular que pensamos que teníamos que comenzar con ella. Y eso que es muy lineal a nivel vocal, no es una canción para lucirse; además, Jacobo me la hizo muy rápida, no pensó en mí, sino en sus arreglos, en que quedara bonita. Pero me impactó cuando la escuché por primera vez, cuando tenía 10 añitos: escuchar a Ana Torroja, con esa voz tan personal, me impactó mucho. Ana tiene una voz muy especial, y me doy cuenta de que yo siempre he seguido ese tipo de voces, que al escucharlas las identificas automáticamente.
−¿Qué otras voces sigues desde hace tiempo?
−Pues, por ejemplo, Dani Martín. Estuve el otro día en el concierto del WiZink Center y me encantó. No tienen que ser grandes voces, cada una tiene algo especial. También yo he seguido mucho a Céline Dion; me parece bestial la voz de esa mujer. Si nos vamos aquí a nuestra tierra, a nuestra gente, la Jurado, la Dúrcal y Alejandro Sanz. Son personas con un sello.
−¿Y por qué en formato ranchera? ¿Cuál es tu relación con el género musical?
−Yo siempre escucho ranchera en mi casa. Siempre me ha gustado, siempre, siempre, siempre. Y me acuerdo de que en mi casa mi madre tenía lo que se llamaba vídeo comunitario, y mi hermana y yo veíamos la telenovela y el programa Sábado Gigante con don Francisco, y de ahí me viene.
−En esa época en que se empezaba a interesar por la música del otro lado del océano también fue cuando subió por primera vez a un escenario...
−Sí, fue en el año 95. Vino el programa Karaoke a Nerja, fui a hacer el casting y me cogieron. Le dije a mi padre: «Voy al pueblo a ver cómo canta la gente y cómo hace el casting». Y él me preguntó si no me daba vergüenza, pero yo de eso no tenía, nada de nada.  Me presenté con dos canciones, de Rocío Jurado y de Rocío Dúrcal, y me llamaron para que interpretara Fue tan poco tu cariño, de la Dúrcal. ¡Y gané el concurso! Entonces supe lo que quería hacer en la vida. Le dije a mi madre: «Quiero ser artista».
−¿Y qué le dijo ella?
P'alante. Yo te digo una cosa, tengo clarísimo que si estoy en esto es por mi madre. Mi padre era más antiguo y me dijo que me tenía que poner a trabajar, pero mi madre me decía que me centrara en lo que quería, que ella me iba a ayudar en todo lo que pudiera. Además yo no quería estudiar, porque los estudios no se me daban bien. Y ahora entiendo por qué: soy más creativa. Mi hermana quería estudiar matemáticas (es muy lista) y yo quería ser artista, y mi madre nos apoyó a las dos por igual. Y gracias a ella lo he logrado; me vine un año entero a vivir a Madrid y mi madre fue la que me sustentó. Y le dije: «Tú tranquila, que aunque sea una maqueta te voy a grabar antes de que tú te mueras». Y han pasado 20 años.
−¿Qué han pasado en estos 12 años en los que no ha sacado disco?
−La vida. Yo me acuerdo que terminé en 2009, cuando saqué mi primer disco promocionado y producido por mí (porque ya no tenía discográfica), Tierra de nadie, y fue una inversión de la que no me recuperé. Tienes que hacer muchos conciertos y que te vaya muy bien para poder recuperar. Y entonces me di cuenta de que no podía estar sacando discos cuando yo quisiera. Tuve a mi hija, decidí estar con ella y criarla, me dediqué a hacer mis conciertos, a trabajar para vivir... Me aparté un poquito más de la música porque me apetecía disfrutar de esa etapa, de la maternidad, y no me faltaba para comer. Pasaron ocho años estando en Nerja, criando a mi pequeña, y pensamos en hacer un disco, aunque fuera de versiones.
'Tierra de nadie', el anterior disco de Nuria Fergó, publicado en 2009

'Tierra de nadie', el anterior disco de Nuria Fergó, publicado en 2009

−Pero no salió...
−No, seguí lanzando algunos singles, pero esa decisión de volver a la música fue el impulso para pararme y pensar de verdad qué quería hacer, en qué quería invertir mi tiempo y mis esfuerzos. Por eso llevo 20 años trabajando en la música. Tengo un público fiel al que le gusta venir a mis conciertos, con lo cual he decidido apostar por ese trabajo, por hacer algo propio, ya que estoy en una etapa de mi vida también muy diferente. Me han pasado muchas cosas a nivel personal, he madurado y he crecido (también por efecto de la pandemia), y he decidido hacer lo que me gusta, embarcarme en este proyecto, que es mi futuro, y si lo hago todo con el corazón, tiene que salir bien. 
−¿Cómo siente que ha evolucionado su relación con sus seguidores, con sus fans, en estos años?
−Gracias a las redes sociales tengo una relación muy directa con ellos. Yo no saco cosas nuevas, así que es mi forma de seguir en el candelero. Y tengo que reconocer que el hecho de haber hecho el reencuentro de Operación Triunfo hace cinco años nos ayudó mucho. Resurgimos, la gente reconectó con nosotros, nos buscó, y en redes todos subimos un montón.
Las cantantes Natalia Rodríguez ,  Mireia Montávez , Geno , Gisela , Verónica , Nuria Fergó y Rosa López durante el concierto "OT El Reencuentro" en el Palau Sant Jordi de Barcelona

Las cantantes Natalia Rodríguez , Mireia Montávez , Geno , Gisela , Verónica , Nuria Fergó y Rosa López, durante el concierto 'OT El Reencuentro' en el Palau Sant Jordi de BarcelonaGtres Online

−Para usted, ¿Operación Triunfo es una medalla que pesa o que lleva con orgullo?
−¿Que me pesa? No, para nada. Yo estaré eternamente agradecida a Operación Triunfo y a TVE por apostar por el formato, porque esto era un experimento. Nadie sabía cómo iba a salir. Tuvimos muchísima suerte y fue un gran escaparate, incluso fuera de España. ¡Fue un boom! Aprovechamos esos años de trabajo a tope, pero luego había que mantenerse y cada día salen artistas nuevos. Esta profesión es muy complicada, tiene mucha incertidumbre porque no tienes nada seguro nunca, pero esta adrenalina es lo que nos mantiene aquí. Claro que hay cosas menos bonitas, pero como en cualquier profesión. Pero para mí tiene más peso lo positivo, todo lo que he ganado y todo lo que he conseguido, que lo negativo.
−No hay mucha gente de la primera edición que pueda decir, 20 años después, que sigue trabajando en la música, sacando discos... ¿Cree que su público ha evolucionado con usted o que tiene público nuevo?
−La verdad que es difícil controlarlo. Sí es verdad que tengo mi club de fans, que los conozco a todos porque los veo desde hace 15 años. Y algunos nuevos también hay, porque yo sigo trabajando. Me llaman para ir a cantar, para hacer conciertos, y se llenan. Creo que también hay muchos padres que les han transmitido sus gustos a sus hijos.
−¿Le llegan anécdotas, historias de ese traspaso generacional?
−¡No sabes cuántas! Gente de mi pueblo, o mensajes que me envían por redes sociales... El otro día en mi concierto vino una chica con su padre y me trajo un álbum de fotos de hace 20 años. Me contaron (yo no me acordaba) que en el concierto, hace 20 años, me habían querido saludar pero como había tanta gente, les había dicho que viniera a mi hotel, y en la recepción estuve un rato con ellos, nos hicimos fotos... La niña entonces tenía 9 años y con 30 venía a enseñarme las fotos de aquel día. Eso es increíble, esa fidelidad... me considero muy afortunada. ¡La gente me quiere! Nunca he oído que se digan cosas malas de mí: soy como soy y a la gente le gusta. Y eso es un logro.
−Ha dicho que es muy tradicional, ¿qué piensa entonces de los nuevos sonidos urbanos? ¿La veremos haciendo trap con un codificador? 
−A mí ya se me fue la olla una vez, porque me apeteció e hice un single que se llamaba Castigo divino, que era de discoteca. Quería una canción cañera para cantarla en los conciertos, y la hice, pero tenía claro que era un experimento. Mi voz va más con las baladas. A mí me gusta interpretar, cantar letras, o cuando hay solo piano y voz. Poder experimentar con mi voz. Ahí es donde más disfruto. Hay canciones que me gustan para cuando estoy bailando, de fiesta con mis amigas o cuando estoy en casa y me echo un bailoteo. Pero no es mi estilo, y no no voy a competir en ese género: yo tengo mi sello. Me debo a mi gente, a los que siguen escuchando canciones buenas. Porque hay muchas que para bailar están bien, pero que no son buenas canciones, y además las letras dejan mucho que desear... me dan hasta pudor, son demasiado explícitas.
−¿Cree que falta calidad en esos géneros musicales?
−Sí, en algunas, pero no hay que ser ingenuos: los estilos evolucionan y al final el reguetón lleva por lo menos ocho años en lo más alto de las listas. Es lo que le gusta a los jóvenes y lo que vende.
−¿Y por qué cree que es?
−Ni idea. No sé si es por la letra pegadiza, el ritmo... Pero bueno, nos estamos adaptando, y yo tengo claro que seguiré trabajando por mi estilo, por mi público y ya está. Pero es verdad que el otro día estaba yo en casa y me dio por escuchar la letra de una de esas canciones y las cosas que se decían me sonrojaron. ¡Ay, Dios mío! Y encima son todas iguales. Pero bueno, para eso estamos nosotros, para eso están Manuel Carrasco, Pablo Alborán, Dani Martín...
−¿Qué opina de la situación de la industria musical?
−Es una pregunta muy fácil y muy difícil para hacer a un artista. Nos han tenido dos años encerrados sin motivo ninguno, porque con todas las medidas que había la música era segura, pero no nos han dejado trabajar. Eso ha sido horrible, horrible y muy injusto. Pero bueno, ya poco a poco estamos arrancando y el pasado está atrás. Hay que seguir adelante y esperemos que el 2022 sea súper bonito. Que haya trabajo para todos y a ver si el bicho nos deja vivir un poquito. 
−¿Se estrena con algún concierto después de Navidad?
−¡El mismo 2 de enero! Me estreno nada más empezar enero en Canarias. Piano y voz. O sea que no puedo estar más contenta.
Nuria Fergó durante su entrevista en El Debate

Nuria Fergó posa durante su entrevista en El DebatePaula Argüelles

tracking