04 de febrero de 2023

El cantante puertorriqueño Benito Antonio Martínez Ocasio, más conocido como Bad Bunny

El cantante puertorriqueño Benito Antonio Martínez Ocasio, más conocido como Bad BunnyGtresOnline

Bad Bunny, el rey de las listas de ventas, ¿un talento o un fiasco?

Harvest, el disco de 1972 de Neil Young, fue el más vendido aquel año, una posición que medio siglo después ocupa el cantante portorriqueño

En 1972, el cuarto disco en solitario del compositor y cantante canadiense Neil Young se convirtió en el más vendido del año por encima de joyas, así catalogadas entonces y después, como The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars, de David Bowie, Transformers, de Lou Reed, o el Machine Head de Deep Purple, entre otros.
Cincuenta años después el artista más vendido (más escuchado cabría decir debido a los nuevos formatos) es el rapero de trap y reguetón, el portorriqueño Bad Bunny. Hace más de medio siglo Elvis Presley y Los Beatles provocaron un cambio sin precedentes en la historia de la música, que por supuesto tuvo sus detractores.

Mirar el presente con los ojos del pasado

Pero lo que vino luego fue la unanimidad sobre la calidad y el valor de la música y el talento de 'El Rey' y de los 'Fab Four' con cuyas canciones, por ejemplo, el genio de la música clásica, Leonard Bernstein, enseñaba a sus alumnos.
La primera pregunta es si la magnitud del cambio musical ocurrido a principios del XXI se puede comparar con el de mediados del XX, y la segunda es si precisamente el valor de la música y el talento de Bad Bunny, el artista con más éxito de 2022, se puede comparar con el valor de la música y el talento de Neil Young, el artista con más éxito en 1972.
Son preguntas difíciles porque las variables son abundantes. No se puede mirar el presente con los ojos del pasado, ni tampoco se puede mirar el pasado con los ojos del presente. Hay que encontrar un equilibrio. Subir en un caso y bajar en otro, o simplemente encontrar la «objetiva» medición en la belleza, que es la característica esencial del arte, cuya cumbre quizá sea la música.

'Old Man' y 'Yonaguni'

Por reducir los elementos de juicio, a pesar de que se reduce también el desapasionamiento ideal, la canción más exitosa del Harvest de Neil Young es Old Man, y su correspondiente en el caso de Bad Bunny se titula Yonaguni. Young escribe y canta y toca sobre la vida, la nostalgia y el amor a través de la perspectiva de un hombre viejo: «Necesito a alguien que me ame todo el día a través de mis ojos...».
Bad Bunny («Conejito Malo» en la traducción) escribe y canta en Yonaguni: «Shorty tiene un culo bien grande, eh. De-demasiao' grande. Y yo lo tengo estudiao', ya mismo me gradúo. Y en la cara me lo tatúo...». En este caso se trata del cambio musical y cultural por el que se sustituye un verso por una frase sobre un culo bien grande que el autor dice que va a tatuarse en la cara.
No son muchas las variaciones en el resto de temas de Bad Bunny a pesar de elegir solo una frase. Todo Harvest es un canto compositivo a la vida de gran éxito y todo Bad Bunny es una suerte de recitado de temas como el que alude la frase anterior de gran éxito cincuenta años después. ¿Enseñaría música a sus alumnos el Leonard Bernstein del XXI con las canciones del portorriqueño? ¿Se echarán atrás en sus juicios los detractores de Bad Bunny como lo hicieron los enemigos de Elvis?
Entonces comprendieron el enloquecimiento de aquellos jóvenes ante la sola visión de sus ídolos, a los que no hacía falta ni escuchar como en el día del Shea Stadium. En eso si se parecen, puntualmente, a Bad Bunny, porque nadie parece escuchar sus alusiones constantes a las partes físicas de las mujeres, cincuenta años después de que todo el mundo escuchase las alusiones constantes de Neil Young a las partes más hondas del ser humano.
Comentarios
tracking