13 de agosto de 2022

Pablo Laso, durante un partido de Euroliga, en su etapa de entrenador blanco

Pablo Laso, durante un partido de Euroliga, en su etapa de entrenador blancoGTRES

El Madrid destituye a Laso porque no quiere ver a otro Pinedo muriendo en la cancha

El club ofreció al técnico vasco quedarse para ver cómo se recuperaba mientras Chus Mateo cogía el equipo, pero no lo ha admitido. Desea entrenar desde el primer día y la entidad no quiere asumir esa responsabilidad

Se ha roto la cuerda y se ha roto una relación de once años prodigiosos en los que el Real Madrid de Juan Carlos Sánchez y Pablo Laso conquistó veintidós títulos, entre ellos dos Euroligas y seis Ligas. Hay que hablar con claridad. Es la cabezonería de Laso la que ha provocado este triste final. Solo quería entrenar al Real Madrid y no admitía esperar en un segundo plano mientras Chus Mateo, su segundo, asumía ese primer puesto, como sucedió en la conquista de la Liga.
La historia es muy compleja y aporta detalles que vamos a explicar, bajo la premisa de un enfrentamiento con el director de la sección, Juan Carlos Sánchez, que ha explotado por fin con ese infarto como último argumento.
El entrenador vitoriano sufrió ese problema de corazón el 5 de junio y sin un prudente proceso de pausa deseaba dirigir los entrenamientos del Real Madrid desde el primer día de la próxima temporada. La entidad no estaba dispuesta a permitirlo. Le decía que dejara que Chus Mateo, Lolo Calin y Paco Redondo, sus tres ayudantes, dirigieran el equipo y que él estuviera en un segundo plano hasta comprobar su estado en enero y febrero. Rechazó esa posibilidad. El mensaje desde la cúpula es crudo y notorio: «No podemos permitir que suceda otro caso Ignacio Pinedo, no podemos aceptar que un técnico vuelva a morir en la pista».

El Madrid no quería otro caso Pinedo: «Sería una irresponsabilidad manifiesta»

Ignacio Pinedo cayó en la cancha en la final de la Copa Korac de 1991, frente al Clear Cantú. Sufrió en pleno partido un infarto de miocardio y nunca se recuperó. Falleció meses más tarde sin salir del coma. El Real Madrid no podía aprobar que se repitiera un caso similar.
Queda muy heroico, muy bonito para la prensa y para el aficionado, pero no es serio que una empresa acepte que un profesional que ha soportado un infarto vuelva a entrenar como si no hubiera sucedido nada, porque ya está advertida de lo que ha pasado y no le pillaría de sorpresa. «Hay que pensar en su familia y no podemos admitir que entrene sin más, como si anteriormente no hubiera ocurrido nada», argumenta la casa blanca. «Sería una irresponsabilidad manifiesta».
Juan Carlos Sánchez, responsable de la sección del Real Madrid de baloncesto, junto a Rudy Fernández

Juan Carlos Sánchez, responsable de la sección del Real Madrid de baloncesto, junto a Rudy FernándezGTRES

Esas reflexiones las hizo Juan Carlos Sánchez con Pablo Laso cara a cara. Pero la postura del entrenador que ha ganado 22 trofeos ha sido inamovible y el responsable de la sección de baloncesto no ha tenido más remedio que plantearle la rescisión de su contrato y el pago del año entero que le restaba, de acuerdo con la postura del presidente, Florentino Pérez.

Se le pagará el año entero de contrato en su rescisión, una despedida triste para una leyenda

Laso expuso a Juan Carlos Sánchez que si no le dejaban entrenar en el Real Madrid lo haría en otro club. Y el responsable del baloncesto blanco respondió que en el Real Madrid no lo haría en estas circunstancias, porque no se podía aceptar esa responsabilidad, y si la asume otro club pues será su riesgo.
En el camino de esta pelea quedan frentes abiertos y caídos. El médico Miguel Ángel López ha sido cesado en el Real Madrid por negarse a firmar la baja de Laso cuando sufrió el infarto, una realidad que refleja sucesos muy extraños.
Es raro que un médico no firme una baja tras observar un infarto. Es lo que habríamos visto en cualquier ámbito laboral. Pero esto no ocurrió en el Real Madrid. Y por encima de López está el doctor Mihic, el responsable máximo del cuadro médico del club.

Sánchez y Laso, culpables del éxito

Otro frente encubierto es el antagonismo existente de Juan Carlos Sánchez y Pablo Laso en los últimos tiempos. El entrenador alavés estaba cuestionado por haber perdido la Euroliga. Heurtel, sancionado por indisciplina, provocó otra disensión entre el técnico y el jefe de la sección. Uno no quería que jugara la final y el otro sí. No se permitió la participación del francés y las consecuencias de esa derrota llevan añadido este enfrentamiento paralelo.
La victoria en la Liga, con Chus Mateo en primera línea de banquillo, dio un poco de aire al futuro de Laso tras encontrarse cuestionado por la decepción europea. Y la decisión inviolable del vitoriano de entrenar como sea desde el primer día del próximo curso ha acabado con este cúmulo de desencuentros. No lo hará en el Real Madrid.
Pablo Laso ha dirigido al Real Madrid en once años muy exitosos

Pablo Laso ha dirigido al Real Madrid en once años muy exitososGTRES

Hay que decir que Juan Carlos Sánchez fichó a Laso hace once años y entre los dos han llevado al baloncesto del Real Madrid a las más altas cotas después de años de hundimiento. Pero las relaciones se erosionan al cabo de tantas vivencias. La cuerda se ha roto de la manera más extraña, en una temporada que también tuvo momentos de tensión en una mala racha de resultados, superada por los jugadores en una reacción magnífica.
Chus Mateo, Lolo Calin y Paco Redondo han asistido, anonadados, a los acontecimientos. Los tres trabajaban con Pablo Laso y los tres dirigirán al Real Madrid de baloncesto esta próxima temporada. Se marcha una leyenda, queda su legado. Laso es todo corazón y ese corazón le ha traicionado.

Comunicado del Real Madrid

El Real Madrid C. F. ha tomado la decisión de no mantener a Pablo Laso como entrenador del primer equipo de baloncesto por razones médicas única y exclusivamente.

Tras el infarto que sufrió nuestro entrenador hace unas semanas, el Real Madrid ha realizado varias consultas a médicos y especialistas en cardiología y todos ellos han manifestado el riesgo evidente que para su salud supone seguir en estos momentos como técnico de la plantilla.

La semana pasada el Real Madrid le planteó a Pablo Laso que dejase de dirigir al primer equipo, respetando íntegramente las condiciones económicas establecidas en el contrato, a la espera de ver cómo evolucionaba su estado físico esta temporada y volver a analizar la situación en marzo o abril.

El Real Madrid considera que después de este episodio coronario agudo que llevó a nuestro entrenador a ser intervenido y a la unidad de cuidados intensivos, no adoptar esta decisión sería absolutamente irresponsable.

La prioridad para el club es, antes que nada, la salud de Pablo Laso por respeto y cariño hacia él.

El Real Madrid puede comprender que esta decisión haya provocado tristeza en nuestro entrenador, pero nada, ni siquiera el Real Madrid, está por encima de la salud de nadie, y en este caso es un riesgo que esta institución no puede eludir.
Comentarios
tracking